Las islas renovarán este año su equipamiento tecnológico sanitario

07/08/2018

Sanidad invertirá 24,6 millones de euros para mejorar la dotación de los quirófanos, la puesta en marcha de la cirugía robótica y realizar pruebas diagnósticas más precisas y menos invasivas

ETIQUETAS:

El Consejo de Gobierno autorizó en su sesión de este lunes al Servicio Canario de la Salud (SCS) a disponer de un crédito extraordinario por importe 24.636.000 euros, con destino a la adquisición de equipamiento sanitario e informático contemplado en el Plan de Renovación Tecnológica del SCS 2018-2022, que tiene la consideración de inversión financieramente sostenible, explicó el Ejecutivo en una nota de prensa.

La inversión se realizará con cargo al remanente de tesorería del SCS del ejercicio de 2017 y cumple con la condición de financieramente sostenible, al tener un impacto positivo a largo plazo, directo y verificable, al estar destinada a la compra de equipos necesarios para seguir disminuyendo las listas de espera, mejorar la calidad de la asistencia sanitaria y profundizar en la reducción del gasto sanitario.

Los recursos se destinarán a renovar tanto el equipamiento básico de los quirófanos, con la adquisición de arcos, mesas y lámparas quirúrgicas, máquinas de anestesia, microscopios quirúrgicos y torres de endoscopia, como a la puesta en marcha de un programa de Cirugía Robótica Mínimamente Invasiva.

El programa de Cirugía Robótica Mínimamente Invasiva cuenta con un presupuesto de 8,7 millones de euros y está vinculado a intervenciones de distintas especialidades como cirugía general, torácica, ginecológica y de urología. Se trata de la adquisición de cuatro robots Da Vinci que estarán ubicados en los hospitales universitarios de Gran Canaria y Tenerife, y de cuya tecnología se podrán beneficiar también los pacientes de las islas no capitalinas mediante la telemedicina.

El robot Da Vinci funciona a través de cuatro brazos articulados movidos por el cirujano desde una consola central. Permite una visión en tres dimensiones que facilita llegar a zonas de difícil acceso, con menores incisiones y sangrado y con una mejor recuperación para el paciente

Para el paciente, las principales ventajas que presenta este sistema se centran en una reducción de la estancia postquirúrgica, incisiones mínimas y mejor recuperación tras la intervención. Además, requerirá de formación para los equipos quirúrgicos (médicos, enfermeros, auxiliares, profesionales de ingeniería y electromedicina, entre otros) y se integrará en el programa formativo de los MIR.

Asimismo, y entre otras, se adquirirán nuevos equipos para la realización de pruebas diagnósticas menos invasivas. , más precisas y con menor tiempo de exposición a radiaciones, como ecógrafos, equipos de radiología vascular intervencionista, resonancias magnéticas y acelerador lineal, y equipamiento tecnológico que permita aumentar la capacidad de resolución de la Atención Primaria, homogeneizar las pruebas accesibles desde todas las Áreas de Salud y disminuir las derivaciones de pacientes a consultas externas hospitalarias, como con la adquisición dermatoscopios o sistemas TIC de telemonitorización domiciliaria.