333 denuncias por negligencias médicas

15/01/2019

La asociación del Defensor del Paciente calcula que en 2018 murieron 810 personas por presuntas negligencias.

La asociación del Defensor del Paciente calcula que en 2018 murieron 810 personas por presuntas negligencias médico-sanitarias -29 más que en 2017-, un año en el que recibió 14.335 denuncias por este motivo (352 más que el ejercicio anterior), de ellas 333 en Canarias.

Estos datos se extraen de la memoria anual de esta asociación, hecha pública ayer, en la que se afirma que la sanidad pública española se encuentra sumida en «una profunda crisis de recursos humanos» y que requiere una «gestión eficaz y estable a base de un incremento de la financiación».

La mayoría de los fallecidos por presuntas negligencias en 2018 se produjeron por mala praxis: intervenciones mal realizadas, altas precipitadas, atención deficiente, infecciones hospitalarias o retrasos en ambulancias. Pero la principal razón se debe al error de diagnóstico y la pérdida de oportunidad terapéutica. Ha recopilado 331 casos de presuntas negligencias tras someterse a una intervención de cirugía plástica, reparadora y estética «con resultado insatisfactorio», mientras que 158 bebés nacieron con alguna discapacidad por partos «llevados de forma inadecuada» o con fórceps.

Por comunidades autónomas, Madrid, con 3.285 casos, encabeza un año más la clasificación, seguida de Andalucía (2.706), Cataluña (2.135), Comunidad Valenciana (1.299) y Castilla-La Mancha (749).

Después se sitúan Castilla y León (659), Galicia (651), País Vasco (498), Murcia (448), Aragón (342), Canarias (333), Extremadura (317), Asturias (250), Baleares (242), Cantabria (226), Navarra (111), La Rioja (73), y las ciudades autnómas de Ceuta y Melilla (11 casos) cierran el ránking.