255.000 vacunas contra la gripe

22/10/2019

R.R. / Santa Cruz de Tenerife

El lunes 28 de octubre arranca en Canarias la campaña de vacunación frente a la gripe que este año contará con 255.000 dosis e incluirá por primera vez una vacuna específica para mujeres embarazadas. La consejera de Sanidad, Teresa Cruz, destacó la importancia que tiene vacunarse para «prevenir, para reducir los efectos de la gripe y los ingresos hospitalarios y para evitar la muerte», dijo durante la presentación de la campaña.

A partir del lunes todos los centros de salud del archipiélago tendrán disponibles las dosis de los tres tipos de vacunas antigripales que se administrarán este año: la inactiva tetravalente para las personas menores de 65 años; la inactiva trivalente adyuvante para los mayores de 65 años y ancianos hospitalizados o que están en centros de mayores; y la inactiva tetravalente en cultivo celular específica para las mujeres embarazadas. Esta última vacuna es la primera vez que se administrará en las islas para un sector de población específico, las embarazadas, un grupo considerado prioritario por la Organización Mundial de la Salud (OMS), explicó Amós García Rojas, jefe de sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública, quien destacó el «impacto poderosísimo» que tiene las vacunas antigripales y la apuesta por la innovación que hace Sanidad al ofrecer vacunas específicas para poblaciones de riesgo concretas.

La prevención cuando de gripe se trata, afirmó Concepción Gil, directora general de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud (SCS), «se basa sobre todo en la vacunación» que puede reducir entre un 75% y un 80% los fallecimientos. De hecho, de las 68 personas que fallecieron durante la campaña 2018-2019 como consecuencia de la gripe, el 89,2% de ellas no se había vacunado.

Hasta mayo pasado, cuando se dio por concluida la campaña de vacunación, «que dura –explicó Amós García Rojas– mientras haya dosis disponibles», se registraron 1.500 ingresos hospitalarios por la gripe, de los que 518 fueron casos graves y 125 requirieron el ingreso en las unidades de cuidados intensivos (UCI).

Medidas.

Teresa Cruz avanzó que desde el 9 de octubre se solicitó a los hospitales los planes de contingencia con los que cuentan para hacer frente a los picos de gripe y evitar la saturación de los servicios de urgencias y todos, dijo, se han dotado de distintas medidas que se suman a las decisiones adoptadas por el SCS para resolver la atención sociosanitaria en los hospitales y para reforzar la enfermería y los médicos de urgencias. Asimismo se trabaja, explicó, en la creación de módulos de transición en todos los hospitales.

La consejera reconoció abiertamente que la falta de plazas sociosanitarias hospitalarias representan «un tapón para las urgencias» y avanzó que desde hace dos semanas su departamento ya está trabajando en la elaboración de un decreto para regular estas plazas algo, dijo, «imprescindible para combinar con la vacuna de la gripe», aunque también admitió que no saldrá antes de que acabe esta campaña de vacunación frente a la gripe.

Cruz pidió a la población que acuda en primera instancia a su centro de atención primaria, aunque reconoció que aún en Canarias existen muchos de estos centros que no tienen atención continuada, lo que obliga a los enfermos de gripe a acudir a los servicios de urgencias hospitalarias.

Amós García Rojas, por su parte, añadió que «otra medida de intervención» para evitar el colapso de las urgencias hospitalarias es el incremento del número de vacunas antigripales que se administrarán durante este otoño-invierno porque «cuanta más población se vacune más bajarán los necesitados de asistencia hospitalaria», dijo. El también presidente de la Asociación Española de Vacunología destacó nuevamente el «impacto poderoso de las vacunas» en personas con patologías de base, que son, dijo, «los que requieren hospitalización». Para el resto de población sin problemas de salud, la gripe, aseguró, «no tiene trascendencia vírica».

Los principales grupos de riesgos, explicó la directora general de Salud Pública, son las personas mayores de 60 años, las mujeres embarazadas, las personas diagnosticadas de patologías crónicas de cualquier edad, el personal sanitario así como los profesionales esenciales para la comunidad como policías y bomberos.

Visitantes.

Amós García Rojas explicó que la gripe es un virus tremendamente invernal y que la transmisión se multiplica en ambientes de mucho frío y poca humedad, cuando la población está sobre todo en espacios cerrados. A Canarias la gripe, dijo el especialista, «viene básicamente de fuera, por las personas que nos visitan» y los picos máximos, añadió, se retrasan con respecto al resto del país.

En la campaña pasada, el pico máximo de gripe se alcanzó en la tercera semana de enero de 2019 con 154,16 casos por cada 100.000 habitantes (el umbral se situó esa temporada en 109,54 casos).

  • 1

    ¿Las 633 plazas que propone Sanidad para la nueva oferta de empleo serán suficientes para mejorar la asistencia a los pacientes?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados