Comienza la vacunación frente a la gripe

22/10/2019

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha puesto en marcha esta semana la campaña de vacunación frente a la gripe estacional, con el foco puesto en los mayores de 65 años y en los grupos de riesgo, entre los que se incluyen los profesionales sanitarios y los estudiantes de medicina.

Según datos de Sanidad, las tasas de vacunación del personal sanitario difieren mucho entre las distintas comunidades autónomas y van desde el 20,7 % de Ceuta o el 21 % en Aragón hasta el 58,7 % en la Comunidad Valenciana.

Asimismo, la cobertura de las embarazadas, incluidas también en los grupos de riesgo, varía entre autonomías: 16,1 % en Extremadura frente al 52 % de Galicia y la Comunidad Valenciana.

Además de los profesionales sanitarios y las embarazadas, forman parte de los grupos de riesgo los bebés a partir de seis meses y los adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas o respiratorias.

Picos de epidemia, en invierno

El año pasado la epidemia de la gripe se inició los primeros días de enero, tres semanas más tarde que en las dos temporadas anteriores, y finalizó a mediados de marzo, según el Informe de Vigilancia de la gripe en España (Temporada 2018-2019) del Instituto de Salud Carlos III.

La máxima actividad gripal se alcanzó la semana del 21 al 27 de enero y el nivel de intensidad fue moderado. La tasa acumulada de incidencia fue la segunda más baja desde la pandemia de 2009.

El grupo de edad más afectado fue el de los menores de 15 años, especialmente los niños de 0 a 4 años.

El 99, 7 % de los casos detectados correspondieron al virus de la gripe A y se notificaron 33 brotes en siete comunidades autónomas, 15 de ellos en instituciones geriátricas, 5 en colegios/guarderías y 4 en residencias de larga estancia.

Durante la pasada temporada se produjeron 35.344 hospitalizaciones con gripe confirmada y la tasa acumulada de casos graves fue la segunda más elevada desde la temporada 2013-14.

La tasa de mortalidad (17,5 %) se situó en el rango de las dos temporadas previas y el 97 % de los casos letales tenían algún factor de riesgo de complicaciones.

No obstante, el sistema MOMO (Monitorización de la mortalidad diaria) estimó un exceso de mortalidad por todas las causas que se concentró en los mayores de 64 años, y que coincidió con el desarrollo de la onda epidémica gripal.

La efectividad de la vacuna fue moderada (alrededor del 50 %) frente al virus A(H1N1) y baja o nula, dependiendo del grupo de edad, frente al virus A(H3N2).

A pesar de ello, el impacto fue positivo entre los mayores de 64 años, en los que la vacuna fue capaz de prevenir un 20 % de los casos de gripe leve, 11 % de hospitalizaciones con gripe, 40 % de las entradas en UCI y 38 % de las defunciones por todas las causas atribuibles a gripe que se estima ocurren en hospitales.

"Frente a la gripe vacúnate, sobran motivos" es el lema elegido este año por Sanidad en la campaña que recuerda a los mayores de 65 años y a las personas que pertenecen a un grupo de riesgo que tienen muchos motivos" para vacunarse.