15 años a la cola de las esperas

24/05/2018

Odra Rodríguez Las palmas de gran canaria

Los datos de la comparativa de las listas de espera quirúrgica y consultas entre comunidadades autónomas que dio a conocer el Ministerio de Sanidad el pasado martes no tienen «por qué asombrar a nadie en Canarias, ya que llevamos quince años estando a la cola nacional y muy lejos del resto de las regiones; lo más alejado que hemos estado del último puesto, es el tercero», criticó ayer Guillermo de la Barreda, presidente de la Asociación en Defensa de Sanidad Pública en Canarias.

«No hay que escandalizarse solamente porque el archipiélago, un año más», sea la comunidad autónoma en la que los pacientes esperan más tiempo para ser intervenidos quirúrgicamente, en concreto 177 días de media, frente a los 50 y 51 días del País Vasco y Madrid, respectivamente, y donde más se espera por las consultas con el especialista con una media de 107 días frente a la población de la ciudad autónoma de Melilla que espera de 29 a 21 o los vascos, de 20 a 28, sino porque tras estos quince años «el Gobierno canario no es capaz de resolver esta situación y solo se dedica a maquillar y a practicar el ilusionismo con las cifras», añadió.

Las lista de espera de la sanidad canaria son públicas desde 2003 cuando era titular de Sanidad María del Mar Julios por Coalición Canaria (CC). Desde entonces y hasta hoy, la cartera ha estado gestionada por el citado partido a excepción de los tres años y medio que estuvo en manos del Partido Popular y PSOE como resultado de dos pactos de Gobierno, que se romperían al poco tiempo de firmarse.

Según las estadísticas con datos a fecha de 31 de diciembre de 2017, la lista de espera quirúrgica la engrosan 28.678 personas, de los que 8.492 están en la lista estructural, es decir, los pacientes que «realmente esperan por quirófano y dependen de los recursos y organización del SCS: vamos, que están en la rampa de salida», dijo De La Barreda, quien, además, agregó que el resto de los usuarios están «en una lista virtual porque les falta pruebas o bien esperan en engrosaban la lista quirúrgica.

«Es una tomadura de pelo. Las listas de esperas solo son un síntoma de la enfermedad que sufre la sanidad canaria: que somos los primeros en diabetes, obesidad y sobrepeso, en muerte cardiovascular y somos incapaaces de prevenirlo», espetó.