La lucha contra el coronavirus

11 claves para usar las mascarillas

21/05/2020

1 ¿Por qué ahora? Hasta ayer el uso de mascarillas solo era obligatorio en el transporte público. Desde hoy todas las personas mayores de 6 años deben utilizar las siempre que no puedan mantener la distancia de dos metros tanto en lugares abiertos como cerrados. ¿Por qué se ha cambiado de criterio? En primer lugar por la escasez de mascarillas al comienzo de la pandemia, pero también porque la población ha estado confinada. Ahora que ya salimos se quiere fomentar la «protección comunitaria para evitar la transmisión».

2¿Cómo me protege? En realidad el uso de mascarillas higiénicas y quirúrgicas, que son los dos modelos de obligado uso, no protegen a quien la lleva, sino a los demás. La mascarilla reduce las gotitas que soltamos al hablar, toser o estornudar, que son el medio de transmisión del virus. Por tanto, se trata de protegernos unos a otros.

3 Por los elásticos. Las mascarillas solo deben tocarse por los elásticos o tiras para enlazar. Antes de tocarla se debería lavar las manos. Una vez puesta, se ajusta a la nariz y se tapa también la barbilla.

4 ¿Basta con que tape la boca? No, la mascarilla debe tapar la nariz, la boca y el mentón.

5 Ya tengo protección. Eso depende. Hay que aprender a utilizarlas. Cuando se lleva la mascarilla no debería tocarse la cara, ni los ojos, ni estar tocándola en la parte central, que es la zona que podría estar «contaminada».

6 Cómo quitarla. Antes de quitarla hay que volver a lavarse las manos. La mascarilla se retira igual que se coloca, es decir, solo tocando los elásticos o los lazos con los que la atamos a la cabeza. No debe tocarse ninguna otra parte. Una vez retirada hay que volver a lavarse las manos.

7 ¿Son reutilizables? Si se trata de mascarillas quirúrgicas su uso recomendado es de entre 4 y 8 horas seguidas, siempre y cuando no estén húmedas. Si, como será la generalización, las vamos a utilizar poco tiempo, «un rato para ir al supermercado o a dar un paseo» se podrían reutilizar, señala el presidente del colegio de farmacéuticos de Las Palmas, Juan Ramón Ayala. Para ello hay que colocarla en algún lugar (bolsa de papel) sin tocar la zona frontal. En el caso de las llamadas higiénicas, que suelen estar hechas de tela, se pueden desinfectar en un lavado de una hora con el agua a 60º.

8 Si me la quito en la calle ¿dónde la guardo? La Organización Colegial de Enfermería desaconseja llevar la mascarilla en el bolsillo o suelta en el bolso si nos la quitamos para comer o hacer deporte, por ejemplo. Lo ideal, señala, es que se guarde en una bolsa transpirable, que puede ser de papel, o en un sobre. Si la tenemos que guardar varias veces, habría que recordar cómo lo hicimos para que la parte que se contamina (la exterior) quedara siempre en la misma posición.

9 Me molesta al hablar. La orden de Sanidad señala que la obligatoriedad de llevar mascarilla comienza hoy, pero no dice hasta cuando será obligatorio así que lo mejor es que nos acostumbremos a ella. Si nos la quitamos para hablar, toser o estornudar no cumple su función: detener la gotitas que soltamos precisamente al hablar, toser o estornudar.

10 Ni en la barbilla, ni en la cabeza. ¿Quién no ha visto estos días mascarillas en el cuello o en la cabeza a modo de diadema? Ese es un mal uso de las mascarillas y más perjudicial que no llevarlas porque abre más oportunidades al contagio.

11 ¿Para hacer deporte también? Se permite no llevarla en la práctica deportiva, siempre que podamos mantener la distancia. Para personas con discapacidad o dependencia no es obligatorio.