Canarias comenzó el viernes a vacunar en los colegios. / EP

La tasa de incidencia se sitúa por debajo de los 2.000 casos

Sanidad notifica 120.818 nuevos contagios y 335 muertes más desde el viernes

EP

Las comunidades autónomas han notificado este lunes al Ministerio de Sanidad 120.818 nuevos casos de la covid-19. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 1.997,79, frente a 2.299,44 casos del viernes. En el informe de este lunes se han añadido 335 nuevos fallecimientos.

La cifra total de contagios en España se eleva ya a 10.395.471 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 1.997,79, frente a 2.299,44 el viernes. En las pasadas dos semanas se ha registrado un total de 946.655 positivos.

En el informe de este lunes se han añadido 335 nuevos fallecimientos, en comparación con 259 el lunes pasado. Hasta 94.570 personas con prueba diagnóstica positiva han fallecido desde que el virus llegó a España, de acuerdo con los datos recogidos por el Ministerio. En la última semana han fallecido 655 personas con positivo confirmado en España.

Actualmente, hay 15.991 pacientes ingresados y positivos en coronavirus en toda España (16.326 el viernes) y 1.838 en UCI (1.880 el viernes). En las últimas 24 horas, se han producido 1.337 ingresos (1.632 el viernes) y 1.015 altas (2.164 el viernes). La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa en el 12,83 por ciento (13,08% el viernes) y en las UCI en el 19,56 por ciento (19,96% el viernes).

Entre el 28 de enero y el 3 de febrero, las comunidades autónomas han realizado 1.362.475 pruebas diagnósticas, de las cuales 556.156 han sido PCR y 806.319 test de antígenos, con una tasa global por 100.000 habitantes de 2.897,27.

Mientras tanto, la tasa de positividad se sitúa en el 31,69 por ciento, frente al 33,92 por ciento del viernes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que este dato se encuentre por debajo del 5 por ciento para considerar como 'controlada' la propagación del virus.