Una mujer recibe una dosis de la vacuna contra la covid.

Sanidad recomienda ahora que los contagiados esperen cinco meses para la tercera dosis

El ministerio y las comunidades cambian de criterio y fijan un nuevo plazo para recibir la dosis de refuerzo, que ahora estaba establecido en las cuatro semanas

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

Cambio total en el criterio de vacunación de los contagiados. La Comisión de Salud Pública, el órgano encargado de la gestión de la pandemia, rectificó este martes y decidió recomendar que los infectados por covid-19 reciban la tercera dosis cinco meses después de dar positivo. Hasta ahora, el plazo fijado era de solo cuatro semanas.

Los técnicos del Ministerio de Sanidad y de las comunidades argumentan ahora que «el hecho de tener una infección por SARS-CoV-2 tras tener la pauta completa de primovacunación hace que se desarrolle una respuesta inmune más potente y más amplia» para «neutralizar otras variantes». «Además», continúan los expertos de la comisión, «las infecciones por ómicron aumentan la respuesta de células de memoria a antígenos víricos diferentes a la proteína S en comparación con las infecciones tras vacunación causadas por la variante delta, lo que implica una ampliación de la inmunidad». Es decir, ómicron activa de una manera muy importante las células naturales del cuerpo que luchan contra los virus.

«Las personas que han recibido dos dosis y que luego se han contagiado tienen una inmunidad híbrida. La infección tras los dos pinchazos es como una dosis de refuerzo muy efectiva», explica el presidente de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), Marcos López Hoyos, que se felicita por el paso atrás de las autoridades sanitarias. «Cada vez existen más evidencias en el sentido de retrasar la tercera dosis para los contagiados», recuerda López Hoyos, aunque avisa de que este nuevo giro puede causar «confusión» entre la ciudadanía.

Ahora mismo, en España, de los 38 millones de mayores de 18 años (la edad a partir de la cual se permite una tercera dosis), 20 millones han recibido el tercer pinchazo. Entre los 18 millones restantes, quienes se hayan contagiado recientemente se verán afectados por la decisión de Salud Pública. ¿Y quiénes se han puesto la tercera dosis a las cuatro semanas? «Deben estar tranquilos. No van a tener ningún problema en su sistema inmunitario», asevera Fernando Moraga-Llop, vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología.

En la misma línea que la SEI, Moraga-Llop sostiene que es «un cambio lógico que los expertos reclamaban desde hace tiempo». «La tercera dosis a las cuatro semanas de la infección era totalmente innecesaria y una incongruencia desde el punto de vista inmunológico», sostiene este especialista, que sin embargo, recuerda que las personas que necesiten la tercera dosis porque viajan a algún país que la reclaman en su pasaporte covid podrán recibirla a las cuatro semanas, como hasta ahora.

Tras el Consejo Interterritorial del pasado miércoles, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, defendía que el criterio de inocular la dosis de refuerzo a las cuatro semanas se basaba en la evidencia científica. «La Comisión de Salud Pública ha tomado esta decisión tras escuchar la recomendación de la Ponencia de Vacunas, en la que participan expertos en vacunología del ministerio, de las comunidades y de las sociedades científicas», dijo entonces Darias.

En su reunión de este martes, Salud Pública también estableció que los niños de entre 5 y 11 años que se hayan contagiado antes de recibir la primera dosis solo recibirán un pinchazo a partir de las 8 semanas tras el diagnóstico de la infección. Y si la infección se diagnostica después de la primera dosis, se administrará la segunda dosis a partir de las ocho semanas tras el positivo, siempre manteniendo el intervalo de ocho semanas respecto al primer pinchazo.