Raquel: «Mi amiga Alba me ha dicho que mola mucho»

Veintiocho niños y adolescentes podrán disfrutar un verano más de un campamento adecuado a sus necesidades y que les permitirá «volver a la normalidad» y recuperar su rol de niño. Raquel Caisedo, 13 años, acude este año por primera vez. Desconoce qué le espera y qué va a encontrar allí pero, «mi amiga Alba me ha dicho que mola mucho».

Odra Rodríguez Santana
ODRA RODRÍGUEZ SANTANA

Voy a pasarlo genial, aunque no se cómo será y qué habrá allí, pero mi amiga Alba –que estuvo el pasado año– me ha dicho que mola mucho», explica Raquel Caisedo, de 13 años, que acude este año por primera vez a las colonias de verano que organiza la Asociación Española Contra el Cáncer a nivel nacional. «Alba no me ha contado mucho porque quiere que sea una sorpresa y que me divertiré mucho porque me gusta cantar y bailar», añade la joven. Raquel es uno de los veintiocho niños con afecciones oncológicas que se van de colonias al Valle de Arán (Lleida). De ellos, doce son de la provincia de Las Palmas y 16 de la de Santa Cruz de Tenerife, y sus edades van de 7 a 15 años, según informó este martes Fernando Fraile, presidente de la AECC en Las Palmas, durante la rueda de prensa que ofreció junto a Raquel Montes, directora de la Fundación Disa.

Se trata del campamento de verano que desde hace 18 años organiza la Asociación Española Contra el Cáncer, con la ayuda de sus delegaciones provinciales, y que un año más en el caso de Canarias patrocina Fundación Disa.

Fraile aseguró que con estas colonias se busca alejar al niño con cáncer del «ambiente hospitalario» y permitirle «recuperar su rol de niño y que se divierta con otros niños de igual condición». «Durante una semana disfrutarán de una de las experiencias más maravillosas de su vida», ya que entre las actividades que van a poder disfrutar están rafting, piscina, talleres, teatro, pintura, veladas musicales, subida en telesilla, montar a caballo, tiro con arco y gymkanas», apuntó, para añadir que esta actividad «no sería posible» sin el patrocinio de fundación Disa. «Los niños estarán acompañados por tres voluntarios, que se encargarán de que no les falte de nada; están en las mejores manos con un equipo profesional y especializado que los cuidará en todo momento», destacó el presidente de la AECC Las Palmas.

Fernando Fraile indicó que se busca que los participantes en esta experiencia aumenten su autoestima, mejoren la comunicación con otros niños, favorezcan la expresión de las emociones y fomenten valores de tolerancia, amistad y respeto. Además, estas colonias promueven hábitos de vida saludable, enseñan a disfrutar y respetar a la naturaleza y contribuyen a que los niños sean más autónomos e independientes. Por su parte, la directora de la Fundación Disa destacó que con su contribución «queremos que los niños canarios enfermos de cáncer conozcan lugares nuevos y disfruten de actividades de ocio, deportivas y culturales dejando a un lado, por un momento, sus preocupaciones».