Imagen de un bar de Sitges. / EP

El ocio desbanca a la familia como origen principal de los brotes

El último informe de Sanidad revela que los focos nacidos en el «ámbito social» se han quintuplicado en las últimas semanas

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

Las autoridades sanitarias no se casan de avisarlo y ahora los últimos informes consolidados de Sanidad le dan la razón: el origen de la gran mayoría de los focos que han hecho dispararse las cifras del coronavirus desde la tercera semana de junio es el «ámbito social», o sea las interacciones en locales de hostelería u ocio o los contactos en viajes, fiestas y otros eventos entre conocidos y amigos.

El último informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias es tajante: «los brotes en el ámbito social y aquellos que afectan a miembros de la misma familia no convivientes habían tenido una evolución similar en los últimos meses. Sin embargo, en las últimas semanas, se observa un descenso de los brotes familiares y un aumento de los brotes de origen social», recalca el documento, que desvela que en las semanas 25 y 26 (del 21 de junio al 4 de julio) ha habido «un incremento importante» en el número de focos «vinculados al ámbito social», hasta el punto de comunicarse 618 brotes con 5.767 casos en la semana 26 (28 de junio al 4 de julio), quintuplicando el número de casos de semanas previas.

Los expertos del departamento que dirige Fernando Simón no tienen duda de qué hay detrás de ese boom epidemiológico en el «ámbito social». «La gran mayoría de estos casos están vinculados a viajes con motivos de ocio de personas que se han desplazado a otra comunidad autónoma, reuniones de amigos e interacciones sociales en espacios interiores y locales de ocio, así como eventos organizados», apunta el documento publicado en las últimas horas.

Cambio de tendencia

Este fuerte incremento de los racimos infectivos relacionados con el tiempo libre y las interacciones sociales estaría detrás del severo repunte de casos general. Las cifras de Sanidad dan cuenta del importante retroceso de las tres últimas semanas. «La tendencia descendente en la notificación de brotes y casos que se observaba desde la semana epidemiológica 17( 26 de abril a 2 de mayo) se ha revertido en la semana 25 (21 de junio a 27 de junio), con un importante aumento del número de brotes y casos asociados notificados en esta última semana», destaca el CCAES.

Es más, los expertos apuntan a que en la última semana monitorizada, la 26 (28 de junio al 4 de julio), en la que se han detectado 1.096 brotes con 8.642 casos asociados se ha retrocedido a niveles de las semanas 16 y 17 ( 19 de abril al 2 de mayo), justo cuando España tocaba el techo de la cuarta ola.

«El aumento del número de brotes y casos asociados notificados en la última semana se debe casi en su totalidad a brotes vinculados al ámbito social», insiste de manera rotunda el equipo de Simón.