Una mujer se somete a una mamografía. / reuters

Nuevo fármaco contra el cáncer de mama más agresivo

La Comisión Europea da luz verde al sacituzumab govitecán, bajo el nombre comercial Trodelvy, para combatir un tumor que representa el 15% de todos los de mama

J. M.

La Comisión Europea ha autorizado la comercialización de un fármaco indicado para el tratamiento de pacientes adultos con cáncer de mama triple negativo (CMTN) metastásico que hayan recibido dos o más tratamientos sistémicos previos, al menos uno de ellos para la enfermedad avanzada. El medicamento sacituzumab govitecán se comercializará bajo el nombre de Trodelvy por la compañía biotecnológica estadounidense Gilead Sciences.

«El estadio metastásico del CMTN es especialmente difícil de tratar y necesitábamos urgentemente nuevas opciones de tratamiento para las personas que padecen esta enfermedad en Europa», ha declarado la doctora Véronique Diéras, oncóloga médica principal del Grupo de Cáncer de Mama del Departamento de Oncología Médica del Centro Eugène Marquis de Rennes (Francia). «La aprobación de hoy, que incluye el CMTN metastásico de segunda línea, es significativa para toda la comunidad médica ya que es un importante paso para ayudar a las mujeres con esta enfermedad a vivir más tiempo», concluye.

El CMTN es el tipo de cáncer de mama más agresivo y representa aproximadamente el 15% de todos los cánceres de mama. Se diagnostica con mayor frecuencia en mujeres jóvenes y premenopáusicas y es más frecuente en mujeres de raza negra e hispanas. La tasa de supervivencia a cinco años de este subtipo de cáncer de mama es del 12%, en comparación con el 28% de otros tipos de cáncer de mama, y estos malos resultados suelen ir acompañados de una importante disminución de la calidad de vida.

Menos riesgo de muerte

«Entendemos lo difícil que es tratar el CMTN metastásico y estamos orgullosos de poder ofrecer ahora una opción de tratamiento de segunda línea con el potencial de alargar la vida de las personas que viven con esta agresiva enfermedad», ha destacado Merdad Parsey, director médico de Gilead Sciences.

La decisión de la Comisión Europea está respaldada por los resultados del estudio de fase 3 ASCENT, donde se demuestra que la molécula redujo el riesgo de muerte en un 49% y mejoró la mediana de la supervivencia global a 11,8 meses frente a 6,9 meses con la quimioterapia elegida por el médico.

Además de esta autorización para el mercado de la UE, el tratamiento está aprobado en Australia, Canadá, Gran Bretaña, Suiza y Estados Unidos.