Foto de archivo de una sanitaria atendiendo a un paciente covid en la UMI del Insular. / efe

El Materno-Insular sufre la mayor presión asistencial por la covid, con el 36,6% de los pacientes canarios

El complejo hospitalario trata a 189 personas y el Doctor Negrín a 86. Gran Canaria es la isla con más hospitalizados con el virus, el 53,5% de los 515 del archipiélago

T. A. Las Palmas de Gran Canaria

La presión asistencial por la séptima ola de la pandemia de covid no deja de aumentar en Canarias y el complejo hospitalario Insular-Materno Infantil es el que peor situación tiene. Actualmente trata a 189 de los 515 pacientes con el virus ingresados en el archipiélago, el 36,6% del total.

Gran Canaria ha liderado la explosión de contagios detectado desde mediados de junio y ahora es la isla con mayor presión asistencial, con el 53,4% de las hospitalizaciones covid de Canarias, pero la situación de sus dos grandes hospitales públicos es muy desigual: si en el Materno-Insular hay 189 pacientes, el Doctor Negrín atiende a 86.

El complejo hospitalario grancanario duplica el número de pacientes del segundo centro sanitario con mayor presión asistencial por la covid en el archipiélago, que es la Candelaria, en Tenerife, con 94 personas con el virus ingresadas.

En el Materno-Insular hay 683 personas hospitalizadas por todas las patologías y el 27,6% de ellas son pacientes covid.

El aumento de la presión asistencial por la sexta ola se ha sentido en las camas convencionales, mientras las UCI se han mantenido estables, con un ligero repunte en la última semana. De los 515 pacientes ingresados en Canarias, 486 están siendo tratados en planta -la cifra se ha doblado respecto al 17 de junio- y 29 en las unidades de críticos, según la última actualización de Sanidad con datos de este martes.

Tras Gran Canaria, Tenerife es la segunda isla con más pacientes hospitalizados, 170. Le sigue La Palma con 13; Lanzarote con 10; tres en La Gomera y en El Hierro; y uno en Fuerteventura.

En las UCI de los hospitales canarios hay, según la última notificación de Sanidad, 29 personas ingresadas con covid, de las que 22, el 76%, están en los hospitales grancanarios, con 13 en el Materno-Insular y nueve en el Doctor Negrín. Los siete restantes están en unidades de críticos en Tenerife, cuatro en el HUC y tres en la Candelaria.

Dos islas en rojo

Gran Canaria y El Hierro son las islas con la presión asistencial en peor situación. Según el informe de Salud Pública para la actualización del semáforo covid este jueves, el nivel de riesgo en porcentaje de ocupación de camas convencionales se mantiene en nivel medio para el conjunto de Canarias, pero la isla del meridiano ha ascendido a nivel de riesgo muy alto y Gran Canaria mantiene este indicador en riesgo alto. La Palma y Tenerife están en riesgo medio medio, y Fuerteventura y Lanzarote oscilan entre el bajo y circulación controlada, donde se sitúa La Gomera.

Las UCI están en mejor situación, aunque en la última semana, y a pesar de las 25 personas fallecidas en siete días, el porcentaje de ocupación de camas sube, pasando de 23 a 29 pacientes. El conjunto de la comunidad autónoma ha ascendiendo en este indicador a nivel de riesgo bajo, donde se sitúan Gran Canaria y Tenerife. El resto de las islas se encuentran en circulación controlada para este indicador.

La tasa de ocupación de camas UCI por 100.000 habitantes se sitúa en 1,33 camas por 100.000 habitantes y todas las islas se encuentran en circulación controlada, salvo Gran Canaria que ha asciende a nivel de riesgo medio y Tenerife que se mantiene en riesgo bajo.

Un millar de hospitalizados en el pico de enero

La dinámica entre los hospitales grancanarios, con mayor número de pacientes covid en el complejo Materno-Insular que en el Doctor Negrín, se ha mantenido durante toda la pandemia. El mayor pico de hospitalizaciones en el Materno-Insular fue a finales de enero de 2022, en pleno azote de la sexta ola, cuando llegó a los 276 pacientes en planta y 30 en las UCI. El máximo del Negrín, en la misma época, fue de 167 pacientes en cama convencional y 34 en críticos.

En esos últimos días de enero Canarias alcanzó su máximo de presión asistencial: hubo más de un millar de personas infectadas en los hospitales de las islas -unas 900 en planta y algo más de un centenar en UCI- que requirieron habilitar 27 plantas hospitalarias para su aislamiento.