La fisioterapia respiratoria, clave en la recuperación de los enfermos

Los fisioterapeutas participan en el tratamiento de recuperación de los pacientes con covid-19 ingresados en planta y en las UCI de los hospitales. En el Doctor Negrín han atendido a unas 35 personas que han enfermado por el coronavirus

Existe una disciplina clínica que ha cobrado relevancia en el marco de la pandemia de covid-19 y que forma parte de la recuperación de los afectados por este coronavirus pero de la que se ha hablado muy poco. Se trata de la rehabilitación pulmonar. Mediante la fisioterapia respiratoria y la rehabilitación pulmonar lo que se pretende es mejorar la capacidad pulmonar, disminuir la disnea y la morbimortalidad y mejorar la calidad de vida de los pacientes», explican María Del Mar Darias Linares, Jorgina Lantigua Delgado y Manel Almazán Vélez, fisioterapeutas pulmonares del hospital universitario de Gran Canaria doctor Negrín dedicados exclusivamente a los pacientes con la Covid-19.

Estos profesionales trabajan en dos niveles, es decir, con los pacientes en planta desde que estos ingresan y con los que están en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) a los que atienden desde que están estabilizados. «Con unos y con otros hacemos fisioterapia respiratoria y musculoesqueléticas y la dinámica de trabajo es similar a la que se desarrollamos con otros pacientes respiratorios. La única diferencia es que debemos utilizar Epis y que estamos divididos en dos equipos, uno para planta y otro para UCI, explica María Del Mar Darias Linares.

Manel Almazán Vélez, que trabaja junto a Darias con los enfermos de la UCI, recuerda que cuando atendió al primer paciente con la Covid-19 «no significó ninguna diferencia en relación a cualquier otro afectado de enfermedades infecciosas que estuviera aislado más allá del protocolo de seguridad».

Jorgina Lantigua Delgado, que se encarga de la planta de hospitalización, por su parte, señala que desde el primer momento contaron con el apoyo de los compañeros de Medicina Preventiva con el uso y el manejo del Epi pero el resto es igual».

En este sentido inciden en que realizamos las mismas técnicas con todos los afectados por este coronavirus, «aunque dependen de la gravedad y de la clínica que presente cada uno», es decir, si presenta secreciones abundantes de las vías respiratorias, secreaciones, si tiene mucha tos o dificultad respiratoria o si son pacientes con comorbilidades asociadas. Sin embargo cada paciente debe ser evaluado «de manera individual y las intervenciones aplicadas deben establecerse en función de los indicadores clínicos», recuerda María Darias Linares.

Más de 15 pacientes han recibido fisioterapia en la UCI y alrededor de unos 20 en plantas de hospitalización del Negrín. «En la UCI sobre todo se trabaja para que los pacientes salgan de la ventilación mecánica por lo que «nos centramos en la reeducación ventilatoria para garantizar una recuperación integral. Por el contrario los de planta requieren más bien actividad funcional para que no se encamen. No todos necesitan fisioterapia ni fisioterapia respiratoria», cuenta los profesionales.