Una farmacéutica vende un test de antígenos. / EFE

El Gobierno fija en 2,94 euros el precio de los test de antígenos

Solo las farmacias podrán dispensar estas pruebas diagnósticas pese a que las grandes superficies se habían ofrecido a venderlas

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

Forzado por la presión social, el Gobierno acabó este jueves con la disparidad de precios de los test de antígenos. A partir de este sábado, cada prueba diagnóstica costará 2,94 euros, después de que la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos (CIPM) fijara un precio máximo para este producto, cuyas ventas se han disparado durante la pandemia y sobre todo, en la última Navidad. El Ejecutivo, sin embargo, cerró la puerta a que los test puedan adquirirse en supermercados, como ocurre en otros países y demandaban las grandes superficies. Igual que ahora, solo se podrán adquirir en farmacias.

«El objetivo principal ha sido fijar un precio lo más asequible posible, atendiendo siempre al equilibrio necesario para que el producto esté disponible en el canal farmacéutico», afirmó la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que en las últimas semanas se ha enfrentado a una crisis inesperada, con largas colas en las farmacias y frustración en los ciudadanos, que tenían que comprar cada unidad, cuando las encontraban, a entre 5,5 y 12 euros.

El CIPM, un órgano gubernamental formado por representantes de cuatro ministerios y de las comunidades autónomas, ha establecido el coste de los test atendiendo a varios factores, sobre todo, los precios antiguos y nuevos, tamizados por las características propias del sector farmacéutico. La directora general de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, Patricia Lacruz, explicó que el precio se ha calculado haciendo la media de «los precios de venta desde julio, cuando se puso el producto en el mercado en España, y de los precios de la semana previa a Navidad». «También hemos considerado el margen en el marco comercial de las farmacias y esto, considerando que el producto está exento de IVA, nos ha dado una orientación», detalló Lacruz. Aun así, los 2,94 euros que costarán ahora es un precio similar al que tenían los test antes del estallido de la sexta ola, desde mediados de diciembre.

Y España seguirá teniendo unos test más caros que los países de su entorno. En Portugal, las pruebas cuestan 2,01 euros; en Francia, 1,75 (y gratis para los vacunados); en Alemania, 1,95 euros; y en Reino Unido son gratis. Eso sí, quedarán atrás Italia y Bélgica, donde cada test vale entre 5 y 10 euros; Irlanda, 8 euros; los Países Bajos, 10; y Suiza, donde pueden llegar hasta los 20 euros.

Para el Consejo General de Enfermería, el precio de los test fijado por el Gobierno «es muy elevado si se tiene en cuenta el poder adquisitivo y los salarios de los españoles» y «va a seguir dificultando el acceso de determinadas personas» a estas pruebas. La asociación de consumidores Facua fue más dura y calificó de «absolutamente desproporcionados» los 2,94 euros porque «se va a seguir permitiendo un margen de beneficio descomunal». «Es lamentable que el Gobierno haya decidido no intervenir de forma contundente en el mercado para poner fin a la especulación con este producto», señaló Facua.

Carolina Darias se esforzó en defender la gestión del Gobierno frente a las críticas por la ausencia de test en Navidades. «Ante la situación entre oferta y demanda, desde el Ministerio y la Agencia Española del Medicamentos hemos estado en contacto con las partes implicadas, siguiendo la situación y adoptando medidas necesarias para contribuir a solventar la cuestión», apuntó la ministra.

La principal iniciativa tomada por el Gobierno en las pasadas fiestas, resaltó Darias, fue emitir autorizaciones expresas para aumentar de tres a seis el número de empresas autorizadas a comercializar los test, aunque fuera con instrucciones en otro idioma Así, subrayó que en las farmacias hay ahora disponibles hasta 40 marcas diferentes de test, frente a las 22 que había en noviembre. «Una vez estabilizado el suministro, ha tocado proceder a la regulación del precio máximo de venta al público», dijo la ministra.

El acuerdo se va a aplicar a todos los test de antígenos de autodiagnóstico de la covid-19 que se vendan en farmacias y que hayan sido autorizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps).