Los farmacéuticos asumen el precio de los test fijado por el Gobierno

Hay boticas con remesas pagadas a precios muy superiores a los 2,94 euros establecido por el Gobierno

José Antonio Guerrero
JOSÉ ANTONIO GUERRERO Madrid

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos, que representa a las 22.137 farmacias que hay en España y sus 50.000 boticarios, «asume» el precio de 2,94 euros que el Gobierno acaba de fijar para los test de autodiagnóstico que se dispensan en estos establecimientos sanitarios.

El presidente del Consejo, Jesús Aguilar, ha manifestado que «aunque el precio fijado conllevará que la mayoría de las farmacias dispense en este momento los test por debajo del precio de adquisición, los farmacéuticos siempre hemos puesto por delante la salud de los pacientes y el interés sanitario frente al económico».

Hasta ahora las farmacias tenían libertad para fijar el precio de las pruebas y lo hacían en función del montante establecido por distribuidores y fabricantes, que han venido jugando con la ley de la oferta y la demanda. En los momentos de mayor demanda de test, poco antes de las Navidades cuando las farmacias recibían muchas más peticiones de las que podían satisfacer, los precios llegaron a oscilar entre los 5 y los 10 euros, un rango descomunal. A medida que fueron avanzando las Navidades y cesaron las reuniones familiares, la demanda comenzó a declinar y con ella los precios, que se estabilizaron en torno a los 6 euros, una cantidad que, aún así, convertía a España en uno de los países de la UE con los test más caros.

La incorporación de nuevas empresas distribuidoras de autotest ha permitido rebajar estos precios y las farmacias han podido adquirirlos a unos 3 euros. Su margen de beneficios, lógicamente, se va a ver muy reducido ahora, e incluso miles de boticarios tendrán que vender sus actuales remesas al precio inferior (los 2,94 euros establecidos por Sanidad) al coste de compra. «Si antes hemos ganado algo, ahora toca perder algo», dice un farmacéutico madrileño, que recuerda el trabajo silencioso que se hace en las farmacias al ayudar a los pacientes a hacerse la prueba, registrar si son positivos y notificar esos casos a las autoridades sanitarias, lo que ha ayudado a no colapsar más aún los servicios de salud

Por su parte, la presidenta de la la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (FEDIFAR) FEDIFAR, Matilde Sánchez Reyes, ha resaltado la «excelente labor» desarrollada por las empresas de distribución farmacéutica durante la pandemia, y ha recordado que éstas «aseguraron que no hubiese ningún problema de suministro en medicamentos y productos sanitarios, algo que sí ocurrió, por ejemplo, con algunos bienes en otros canales, e incluso fueron las primeras en adquirir grandes cantidades de mascarillas de protección frente a la Covid-19 en momentos en los que había escasez de ellas a nivel mundial».