Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 4 de marzo
Momento de la firma del convenio este jueves en la sede del Coflp C7
Las farmacias ayudarán a detectar los síntomas del alzhéimer y otras demencias

Las farmacias ayudarán a detectar los síntomas del alzhéimer y otras demencias

El Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas se compromete a favorecer la formación de los profesionales para identificar posibles casos

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 30 de noviembre 2023, 18:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Unas 10.000 personas sufren algún tipo de demencia solo en la isla de Gran Canaria, especialmente del mal de alzhéimer. Aunque no existe cura, su detección precoz permite ralentizar su desarrollo y, con ello, el deterioro del paciente y las consecuencias sobre su calidad de vida y la de sus familiares y cuidadores. Para ello, los farmacéuticos pueden jugar un papel fundamental, pues su presencia en la práctica totalidad del territorio y su cercanía al paciente y sus tratamientos, le permiten tener una visión global de las patologías y síntomas que cada persona puede presentar, facilitando la detección precoz de la enfermedad.

Es en este contexto en el que la asociación Alzheimer Canarias y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Las Palmas (Coflp) firmaron ayer un convenio en el que se comprometen a trabajar en esta línea, favoreciendo la formación y la información a los profesionales farmacéuticos con el fin de ayudar a detectar posibles casos de demencia.

Loreto Gómez, presidenta del Coflp, afirmó que «a pesar de que una parte de la ciudadanía nos ve solo como referentes para recibir un medicamento, nuestra formación y conocimientos de los pacientes nos permite detectar posibles riesgos de desarrollo de enfermedades o padecimiento de ellas».

Por su parte, el presidente de Alzheimer Canarias, José Regidor, apuntó que «el 70% de los enfermos no están diagnosticados» y señaló que «en Gran Canaria son 6.000 los pacientes que sí cuentan con diagnóstico».

Regidor explicó que «las familias necesitan tener apoyo para saber cómo tratar a los enfermos, y los farmacéuticos son un punto de referencia».

Ambas partes dejaron claro que «en ningún caso, lo que se va a hacer es diagnosticar», y en palabras de Gómez, «solo vamos a tener una formación complementaria que nos dé criterios para percatarnos de posibles síntomas y aconsejar la mejor derivación para cada persona».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios