En las últimas 24 horas las comunidades autónomas han notificado 4.266 casos

El número de fallecidos diarios ha caído hasta cifras que no se veían desde hace casi un mes, sin embargo un repunte en el número de nuevos positivos ha hecho que la pandemia supere los 200.000 infectados en el país.

MELCHOR SÁIZ-PARDO / MADRID

La sexta semana de confinamiento comienza en España con noticias agridulces. El número de fallecidos diarios ha caído hasta cifras que no se veían desde hace casi un mes, sin embargo un repunte en el número de nuevos positivos ha hecho que la pandemia supere los 200.000 infectados en el país. O lo que es lo mismo: uno de cada 235 españoles ya ha dado positivo a la prueba del Covid-19, aunque muy probablemente el número de contagiados reales sea mucho mayor.

En las últimas 24 horas las comunidades autónomas han notificado 4.266 casos, lo que eleva a 200.210 el número de enfermos confirmados. No obstante, 1.385 de estos positivos son «casos antiguos o recuperados», como los ha calificado el jefe de Emergencias, Fernando Simón, que ha destacado que serían solo 2.881 los casos realmente nuevos de contagios.

«Son cifras muy alentadoras», ha recalcado Simón a pesar de que solo un país en todo el planeta, Estados Unidos, que supera los 760.000 infectados declarados, ha pasado de la barrera psicológica de los dos centenares de miles de enfermos. España en los 20 días transcurridos del mes de abril ha doblado su número de casos positivos a pesar de que el ritmo de los contagios ha caído hoy a su mínimo histórico (solo un 2,1% frente al incremento diario del 8% que se registraba a principios de mes).

Este leve repunte de nuevos positivos (se trata solamente de 48 casos más que el domingo) no inquieta nada en Sanidad. No solo por el hecho de que se hayan sumado casos antiguos, sino también porque los técnicos del ministerio que dirige Salvador Illa están convencidos deque detrás de este crecimiento está el alto número de test que se está realizando. Se ha pasado -ha explicado Simón- de hacer una media de 200.000 test semanales en marzo a los 700.000 semanales actualmente. «La incidencia está bajando más de lo que pensábamos», se ha felicitado el médico tras destacar que a pesar de multiplicarse casi por cuatro los análisis los positivos apenas repuntan.

No obstante, la cifra de nuevos contagiados de este lunes-admiten- podría estar infravalorada ya que podría haber casos del fin de semana que no han sido todavía notificados. Sea como fuere, en Sanidad cogen con cierta prevención los números de estos días, ya que todavía no ha acabado del todo el ajuste estadístico para homogeneizar los datos de las comunidades autónomas.

La otra noticia del día, sin duda viene de la reducción en el número de fallecidos en España por coronavirus, que baja por primera vez desde el pasado 22 de marzo de los cuatro centenares de decesos diarios, exactamente 399, frente a los 410 registrados el domingo. Se trata de un incremento diario de solo un 1,9%, el menor de la serie histórica.

Aun así, la cifra total de muertos contabilizados durante la pandemia se eleva ya a los 20.852. Y es que España ha doblado en tan solo 17 días el número de fallecidos, a pesar de que el país lleva en confinamiento desde el pasado 14 de marzo. Esas elevadas cifras de mortalidad del coronavirus, no obstante, son en realidad mucho mayores, tal y como admiten ya en Sanidad.

A pesar de estas últimas cifras optimistas, el Gobierno encara esta semana en la que va a cerrar los detalles de la primera medida de desescalada del confinamiento (permitir la salida de los niños menores de doce años) sin haber controlado estadísticamente todavía la pandemia, ya que el numero de contagiados diarios sigue siendo superior al de enfermos que reciben el alta, el parámetro que usan los técnicos para certificar que la expansión de la enfermedad está contenida. Ayer recibieron el alta 3.230 enfermos frente a los 4.266 nuevos casos.

Ni en un solo día de la serie histórica los sanados han superado a los nuevos positivos, una circunstancia que sigue preocupando a los especialistas, que insisten en que el coronavirus ha demostrado que tienen un tiempo de curación mucho más largo de lo que se suponía, superando en muchos casos las cinco semanas. Aun así, en España ya han superado oficialmente la enfermedad un total de 80.587 personas, un 40% de los infectados declarados