Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 16 de abril
Imagen de cocaína rosa incautada por la Policía Nacional. C7
La cocaína rosa, una peligrosa droga de tránsito ligada al ocio juvenil y nocturno

La cocaína rosa, una peligrosa droga de tránsito ligada al ocio juvenil y nocturno

Yrichen no está atendiendo ningún caso de adicción a la sustancia cuyos riesgos son la sobredosis o servir de puerta a otros estupefacientes

C.D.A.

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 25 de febrero 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La cocaína rosa, pese a su aspecto inofensivo, entraña grandes riesgos. Sin embargo, la adicción a esta sustancia no es uno de sus principales peligros, según explica el director de la Fundación Yrichen, Juan José Pérez.

«Hemos detectado que ha subido el consumo de drogas ligadas al ocio nocturno, como la cocaína rosa, la ketamina o la MDMA (éxtasis), pero no hemos observado que venga gente a terapia o a una consulta porque tengan adicción a estas sustancias. Eso no ha pasado», indica el experto en gestión de proyectos sociales.

Según Pérez, los mayores riesgos de la sustancia en polvo cuyo consumo se está consolidando en el ocio nocturno juvenil son dos; que se convierta en una droga de tránsito hacia el consumo abusivo de otras sustancias más accesibles y el peligro de sobredosis.

«Gran parte del problema de la cocaína rosa es que no sabemos qué contiene, no tiene una composición determinada o un corte específico. Se hace con sobrantes de pastillas, de cocaína, de cualquier cosa y sale lo que sale», apunta Pérez sobre una sustancia que el 16 de febrero provocó la muerte de un joven de 14 años tras tomar dos gramos del narcótico en una bebida energética.

En su opinión, la indefinición de este cóctel de sustancias complica el tratamiento médico para hacer frente a una eventual sobredosis.

La web de Energy control, un programa para la reducción de riesgos en el ámbito de los consumos recreativos de drogas, señala que la cocaína rosa, también conocida como 'tusi', es una combinación de sustancias estimulantes, depresoras y psicodélicas que, en mayor o menor medida contiene ketamina, MDMA, cafeína, NPS (nuevas sustancias psicoactivas) y, en algunos casos, 2C-B, una sustancia de la familia de fenetilaminas conocida como Nexus.

El cóctel es tan variable que, según el portal informativo, en los análisis realizados han llegado a encontrar hasta paracetamol.

Sin cocaína

Además, señalan que no debería llamarse 'cocaína' porque raras veces incluye esta sustancia y «puede dar lugar a errores en cuanto al imaginario colectivo sobre su composición».

En todo caso, Pérez asegura que el riesgo de adicción es limitado. «Su consumo está ligado a un perfil vinculado al ocio nocturno. Se consume en sitios de fiesta. Si alguien empieza a desarrollar problemas de adicción, lo normal es que pasen a sustancias más fáciles de conseguir», comenta el experto que relata que algo similiar ocurre con las personas que consumen GHB (ácido gammahidroxibutírico), metanfetamina y ketamina para la práctica del 'chemsex', el uso intencionado de drogas para tener relaciones sexuales por un largo periodo de tiempo que puede durar varias horas o días.

«Al final, terminan consumiendo diariamente otras sustancias más accesibles», comenta sobre esta droga cuyo consumo se ha ido extendiendo en España desde el año 2010.

Por su lado, el catedrático de Urgencias en la Universidad Europea, Guillermo Burillo, aseguró a través de un comunicado que lo más alarmante del 'tusi' es su «imprevisibilidad porque, aunque su popularidad va en aumento, los profesionales médicos en las urgencias hospitalarias aún carecen de métodos confiables para detectarla».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios