Borrar
Pacientes de Urgencias del Insular fuera de las dependencias del servicio este lunes por la sobrecarga asistencial. C7

Caos en Urgencias con el Insular al cien por cien (y el CULP sin demoler)

sanidad ·

Las áreas de hospitalización están llenas y el centro afirma que aún así el lunes se pudo derivar a planta a 50 pacientes

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 15 de marzo 2023, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El hospital Insular de Gran Canaria reconoció ayer la situación límite vivida en el servicio de Urgencias este lunes, con cifras récord de pacientes en pasillos, más de 70, y a la espera de ingresar en planta, 130.

Según el centro sanitario, la dificultad para derivar pacientes al área de hospitalización se debe a que la ocupación está actualmente «al cien por cien» y aún así el lunes «se pudieron ingresar a 50 personas que esperaban en Urgencias en planta gracias a un gran esfuerzo de todo el personal del complejo».

Según los trabajadores, el colapso por la sobrecarga asistencial de esta semana en el servicio es la consecuencia de una situación que se ha ido desbordando desde febrero, aunque esta situación es cíclica desde hace años por la falta de espacio y la imposibilidad de que Urgencias crezca.

Cuando hay un pico asistencial, como estos días, los pacientes acaban 'aparcados' en camillas en los pasillos, con atasco de ambulancias que no pueden dejar a las personas en el servicio.

Según la dirección del complejo hospitalario, este lunes se intensificó la sobrecarga asistencial porque «acudieron al servicio más de 300 pacientes, cuando lo habitual es de 200 a 240» y «ante el aumento de la presión asistencial se está trabajando para agilizar los ingresos desde Urgencias».

El personal sanitario vive este situación crónica de sobrecarga asistencial sin visos de solucionarse a corto plazo. «Los compañeros están completamente desbordados y sin saber qué hacer. Lo peor es que no hay en el horizonte una respuesta de la administración para resolver este problema», explicaba este lunes el secretario del Consejo Canario de Enfermería, Luis Vega.

Porque la solución a la situación del servicio está en el edificio que se levantará donde hoy está el antiguo Colegio Universitario de Las Palmas (CULP), solar que cedió el Cabildo a la Consejería de Sanidad. A punto de acabar la legislatura, ni siquiera se ha producido la demolición del viejo inmueble.

En septiembre de 2022 el Consejo del Gobierno de Canarias aprobó contratar por 2,28 millones de euros las obras del derribo para destinar la parcela de 10.724 metros cuadrados a la ampliación del hospital Insular, con un edificio de cinco plantas cuyo presupuesto asciende a unos 50 millones de euros. Esas obras de demolición aún no se han adjudicado y el plazo de recepción de las ofertas finaliza el día 23.

Las autoridades sanitarias admiten desde hace años que el actual hospital no da más de sí y el margen de maniobrabilidad para resolver la sobrecarga asistencial es casi nulo. Por eso todas las esperanzas están puestas en el edificio de ampliación del hospital.

En el nuevo inmueble está previsto que se ubiquen el Servicio de Urgencias de adultos, la cirugía mayor ambulatoria, consultas externas, área de onmunología, la unidad de hospitalización de media estancia, el servicio de farmacia hospitalaria, la unidad de apoyo a la investigación, laboratorios clínicos, logística y vestuarios generales.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios