Imagen de archivo del laboratorio de microbiología del Negrín, uno de los lugares en los que se analizan pruebas de monkeypox. / COBER

Canarias recibe las primeras 200 vacunas para luchar contra la viruela del mono

La OMS ha declarado la emergencia sanitaria, pero Sanidad señala que no es «imprevisible» como la covid y mantiene los protocolos. Las islas alcanzan los 98 contagios

LUISA DEL ROSARIO GONZÁLEZ Las PALMAS DE grAN cANARIA.

Canarias ya ha recibido las primeras 200 vacunas contra la viruela del mono y se espera que reciba otras 200. Así lo afirmó ayer Álvaro Torres, jefe de Epidemiología del Servicio Canario de Salud (SCS). Precisamente hoy se reunirá el equipo para decidir los puntos en los que se va a vacunar y fundamentalmente las vacunas irán dirigidas a las personas que participan en los programas PrEP (profilaxis prexposición) para reducir las probabilidades de contraer el VIH a través de las relaciones sexuales.

Alerta sanitaria

Sobre la declaración del pasado viernes de la viruela del mono como una emergencia sanitaria internacional por parte de la OMS Torres dijo que no cambiaba la forma de actuar ni los protocolos que vienen siguiendo y que se trataba más bien de una «llamada de atención» a los gobiernos.

«Seguimos haciendo las pruebas -se hacen en cuatro hospitales en las islas- y entrevistando tanto a los casos como a los contactos, pero a veces el posible foco no está muy claro. El período de incubación de la enfermedad es largo (en torno a 21 días) por lo que es difícil de precisar los contactos», lamentó el jefe de Epidemiología del SCS.

Mecanismo de transmisión

Torres señaló que a diferencia de una pandemia como la covid, la OMS declara la viruela del mono «emergencia sanitaria» porque el mecanismo de transmisión es muy concreto y afecta a unas personas muy concretas. De momento no se percibe una difusión al resto de la sociedad. No es imprevisible como la covid», añadió.

Sí destacó Torres que Canarias se ha adherido a uno de las varios proyectos de investigación en distintas líneas que se han propuesto «a nivel nacional» sobre la viruela del mono. En concreto Canarias participa en el estudio para mejorar y profundizar en las entrevistas a los contactos. Con ello se pretende, añadió, «saber si las personas vacunadas de la viruela padecen la enfermedad con lesiones menos agresivas o si no pasan la enfermedad. También si los contactos domésticos desarrollan la infección o no. Y en los ambientes laborales, si ocurre lo mismo o no hay contagio». Esta investigación comenzará en el mes de septiembre, añadió.

Enfermedad poco cococida

Álvaro Torres explicó que la viruela del mono, que hasta este brote que se ha extendido principalmente en Europa y América era una infección endémica de África occidental y central, no se conoce lo suficiente. «Allí lo habitual es el contagio de persona a persona entre niños, porque juegan con el torso descubierto, se abrazan...». En este brote fuera de África el contagios se producen de otra manera. De ahí la importancia de estos estudios en los que Canarias, por haber sido una de las comunidades con más infecciones, se ha sumado.

«Nosotros tuvimos muchos casos derivados de un evento muy concreto», recordó Torres, y la forma de contagio ha sido la relación sexual entre hombres.

98 infecciones en las islas

Sanidad notificó ayer dos nuevos casos de viruela del mono en Canarias. Además hay otro en estudio.

Con estos dos nuevos contagios el archipiélago eleva a 98 el número de infecciones de Monkeypox que ha contabilizado desde que se detectó el primero, a mediados de mayo. Del total de casos 66 se han detectado en en Gran Canaria, 30 en Tenerife y dos en Fuerteventura.

Todos los casos activos están teniendo sintomatología leve y permanecen en aislamiento domiciliario recibiendo seguimiento por parte de Atención Primaria.

Además Sanidad estudia un probable caso, esto es, que cumple los criterios clínicos y epidemiológicos, que está pendiente de confirmación y que ha sido notificado en Gran Canaria.