La primera dama de Ucrania, Olena Zelenska. / Alex Rivera

Santander WomenNOW

«¿Las heroicas mujeres de Ucrania deberían luchar desarmadas?»

La primera dama de Ucrania inaugura el Santander WomenNOW con un discurso político y desesperado. Pidió el ingreso en la Unión Europea y equipamiento militar para las «heroicas mujeres» que luchan en primera línea

Doménico Chiappe
DOMÉNICO CHIAPPE Madrid

La primera dama de Ucrania se conectó en directo a las 9:30 horas con Madrid. Tras un escritorio, con la bandera azul y amarilla a un lado, Olena Zelenska inauguró el Santander WomenNOW con un discurso duro y combativo. También desesperado. «En este mismo momento que pronuncio estas palabras, la ciudad de Severodonetsk continúa siendo destruida por los rusos», recordó al público, que la recibió con un largo aplauso, y agradeció el papel español en la acogida de refugiados: «Al contemplar el Guernica veo a la Mariúpol destruida y a los habitantes asesinados de Bucha», dijo quien se presentó como la «embajadora de todas las mujeres ucranianas, a quienes la agresión ha roto sus vidas y sus familias, pero no se dan por vencidas».

Con la proyección de imágenes de cuatro mujeres que mantienen el coraje bajo la agresión (una amputada que se recupera en un hospital, una profesora en armas en el Dombás, una pediatra de Kharkiv y una anciana que intenta reconstruir su casa cerca de Kiev) Zelenska pidió armas porque «el mal ha llegado al hogar de las mujeres ucranianas», sostuvo.

«Aunque esto no sea el papel de una primera dama, hoy por primera vez ruego a España y al mundo entero que nos entregue armas, para protegernos«, prosiguió Zelenska. Cada día sin armas supone más muerte para nosotros. Hay unas 37.000 mujeres en nuestro ejército. ¿Estas heroicas mujeres deberían luchar desarmadas contra el enemigo? ¿Tendrán algo para detenerlo?».

Zelenska pidió también que su país ingrese en la Unión Europea. «Dentro de unos días tendrá lugar un acontecimiento que podrá decidir el destino de esta guerra terriblemente agresiva». Europa, dijo, debe comprender que «la guerra no sucede tras un muro, no es algo que le sucede al vecino».

«Luchamos por el derecho a la libertad y la independencia. No queremos estar con vosotros en calidad de refugiados, sino como un país afín y aliado. Tenemos el componente esencial para pertenecer la Unión Europea, que es hacer que prevalezca el valor de la vida humana sobre todo lo demás», mantuvo en el foro que cuenta con el apoyo de Banco Santander como Global Partner, el patrocinio de DKV, Heineken, Iberdrola, Iberia, Inditex, L'Oréal Paris y la colaboración de El Corte Inglés, Hotel Princesa Plaza Madrid, Multiópticas y Salesforce. Su rostro, serio, sólo se relajó brevemente al final. Casi sonrió y se llevó la mano al corazón para concluir: «Gracias».