Cristina Álvarez, directora de T&O de Banco Santander. /Leticia Diaz Y Alex Rivera

Cristina Álvarez, directora de T&O de Banco Santander. / Leticia Diaz Y Alex Rivera

«Solo estamos en la punta del iceberg de la transformación digital»

Cristina Álvarez, directora de T&O Europa y España Banco Santander España, cree que la tecnología no es un fin, sino un medio para hacer las empresas mejores y la sociedad más próspera

Rocío Mendoza
ROCÍO MENDOZA Madrid

La transformación digital en la que se encuentra sumida la sociedad puede ser el momento más disruptivo que se haya vivido en mucho tiempo. Lo es para las personas, pero también para las compañías y sus negocios. Y no tienen tanto que ver con instrumentos (inteligencia artificial, servidores, nubes, robots, data, etc.), que no son más que medios, sino con el fin último: ser mejores, como comunidad y como empresas; tanto unos como otros.

De este cambio y de los tipos de líderes que se necesitan habló Cristina Álvarez, directora de T&O Europa y España Banco Santander España, durante su participación en Santander WomenNOW, el evento de Vocento sobre liderazgo femenino. En su opinión, la tecnología para alcanzar el cambio ya está desarrollada y disponible, pero por ahora solo vemos una pequeña parte, «la punta del iceberg» lo llamó, de lo que supondrá la transformación digital de la sociedad en un sentido global.

En este camino, el verdadero reto, según esta ingeniera de Telecomunicaciones y una de las voces españolas más relevantes en el mundo de las nuevas tecnologías, es «conseguir que realmente no genere más diferencias, que no haga crecer la brecha de la que tanto hablamos, y que esté al servicio de la prosperidad de la sociedad y de las empresas».

Para alcanzar este objetivo, y ya en el terreno de la empresa -el que conoce Álvarez y del que expuso numerosos ejemplos prácticos durante su intervención- «se necesitan otro tipo de líderes, líderes digitales» que además practiquen la empatía.

Liderazgo de personas desde la empatía

«La empatía me ha dado -recordó- muy buen resultado en mi carrera profesional. ¡Ponte en los zapatos del que tienes enfrente! Si no eres capaz de entender por qué el otro tiene otro punto de vista tu organización no va a progresar en el mundo al que nos dirigimos», advirtió.

Al hablar de líderes, quiso dejar claro que no se refiere a los primeros espadas de las grandes compañías tecnológicas, sino a aquellos miembros de las empresas con cargos de responsabilidad que tengan el conocimiento tecnológico suficiente, pero que a la vez sean capaces de «emocionar al equipo» para que se impliquen en la transformación digital de la compañía.

«Sin el empuje del equipo no se consigue nada; si no logras contestar la pregunta de 'y esto a mí para qué me vale' fracasarás», contó desde su propia experiencia en Telefónica, donde estuvo antes de Santander. De esto dependerá el éxito: «el 80% es cómo han gestionado el cambio en las personas; un 20% la tecnología», dijo.

Un cambio de cultura empresarial

Más que lograr el cambio que están exigiendo los clientes, con fichajes externos, Álvarez aboga por el reciclaje o la reeducación de las personas que ya forman parte de los equipos. De ahí que «la gestión del talento» sea, desde su punto de vista, otra de las claves de la transformación digital, que tiene más que ver con las personas que con las herramientas.

«La tecnología se copia, la cultura no. Y en esta transformación lo que le funciona a una empresa no te tiene por qué funcionar en la tuya. Esto, para mí, exige mucho liderazgo», concluyó.

Así, recordó que la tecnología no es el fin, sino el medio que te ayude como organización a trabajar de forma diferente. Este cambio es algo que ninguna empresa podrá esquivar, aunque en función de los sectores de los que se trate tendrán que asimilarlo a una velocidad diferente. Álvarez señaló los medios, los servicios financieros, el retail y las telecomunicaciones como aquellas actividades donde el escenario exige más urgencia. «Pero todos, en mayor o menor medida, sufrirán esta disrupción», concluyó.