¿Qué es el pin parental y para qué sirve?

18/01/2020

L. del Rosario Las palmas de Gran canaria

1.- Veto o censura previa. El partido ultraconservador Vox es el promotor de lo que ha dado en llamar «pin parental» haciendo alusión al control que las plataformas de televisión permiten a los progenitores para cancelar contenidos no adecuados para menores. Es «pin parental» supone la censura previa de actividades del currículo escolar que no sean del agrado de las familias. Es el veto «ante la posibilidad de que mi hijo/a pueda ser adoctrinado (...) contra mi voluntad y contra mis principios y valores morales, a través de contenidos curriculares en asignaturas, actividadestutoriales, talleres y clases». Es decir, también incluye el contenido de las asignaturas.

2.- ¿Contra qué se ejerce el veto? El fundamentalismo de Vox advierte a las familias contra lo que denomina «ideología de género», expresión que no explica en el documento ni en su página web. De algunas manifestaciones de sus representantes ultraconservadores se puede entender esta expresión como el conjunto de ideas, propuestas , programas o leyes que fomenten la igualdad entre mujeres y hombres, así como el respeto a la diversidad sexual existente. El veto, jalea Vox a las familias, es «sobre ideología de género, así como una educación afectivo sexual que incumpla el artículo 27.3 de la Constitución Española y los derechos queme asisten como padre, para que nuestros menores sean educados de acuerdo con nuestra ideología, nuestras propias convicciones y en el respeto a las mismas». En realidad, el art. 27.3 de la CE dice: «Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones», con lo que es un añadido a la formación, pero no una sustitución o eliminación como pretende Vox.

3.- ¿Qué tiene que hacer el profesorado? Según el documento que el partido ultraderechista facilita en un descargable en su página web, la dirección del centro educativo debe «informar previamente» a través de una autorización expresa sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones morales socialmente controvertidas o sobre la sexualidad, que puedan resultar intrusivos para la conciencia y la intimidad de mi hijo/a; de tal modo que como padre/madre pueda conocerlas y analizarlas de antemano, reflexionar sobre ellas y en base a ello dar mi consentimiento o no para que nuestro hijo/a asista a dicha formación». En el documento se pide a los centros educativos, además, facilitar la «programación con la descripción de la actividad, sus contenidos objetivos, materiales, fecha, duración» y además: «nombre y titulación de la persona que lo imparte y entidad responsable de su organización o dirección». De no cumplirlo, las familias a través de este documento solicitan que si hijo o hija no acuda a esa actividad y que se le ofrezca una alternativa.

4.- La obsesión por la «ideología de género». El documento que proporciona el partido ultraderechsta Vox insiste al final del texto sobre lo que llama «ideología de género»: «Para evitar que la ideología de género se siga propagándose (sic) impunemente entre los menores y que se nos permita como padres decidir si queremos, o no, que a nuestros hijos se les eduque en ideología de género le agradezco (...) la colaboración del centro.

5.- Las instrucciones para presentarlo. El partido fundamentalista Vox también enumera los pasos a seguir para entregar el documento en el centro escolar. Las familias deben presentar el documento descargado de la página web de los ultraconservadores por duplicado en la secretaría del centro y quedarse con una copia sellada. Además, pide a las familias que envíen esa copia por fax o por correo electrónico al partido, algo «muy importante», advierte, «para registrar y contabilizar las que se vayan presentando». Eso sí, nada advierte de que en el documento que han elaborado aparece el nombre del niño o niña (menor de edad) , además del padre y madre y sus DNI y sus posibles consecuencias con la protección de datos.