Imagen de archivo de una investigadora en la ULPGC. Las dos universidades públicas canarias piden un pacto por la I+D en Canarias. / C7

La pobre radiografía de la I+D en Canarias: se invierte menos de un tercio de la media nacional

La ULPGC y la ULL urgen en un informe presentado al Parlamento a sellar un pacto por la investigación. Las universidades y el IAC realizan el 98% de los proyectos científicos

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

98 euros por habitante al año. Esa es la inversión que se realizó en Canarias en Investigación y Desarrollo (I+D) en 2020, según los últimos datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística. Esta cifra se encuentra muy alejada de la media nacional, en concreto es menos de un tercio de los 328,6 euros que España invirtió en 2020 en I+D, y representa seis veces menos que lo que invierten comunidades como el País Vasco (674,5 euros por habitante) o Madrid (607,2 euros).

Ante esta situación las dos universidades públicas canarias urgen al Gobierno a que selle un pacto por la I+D en las islas. Así lo propusieron Rosa Aguilar, rectora de la Universidad de La Laguna (ULL) y Lluís Serra, su homólogo en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) en la Comisión de Educación del Parlamento canario el pasado viernes. Ambos entregaron un informe a los grupos parlamentarios en el que hacen alusión a las cifras de inversión de I+D en el archipiélago. Los datos del INE, señala el documento, son «demoledores».

LA PROPUESTA

  • Tiempo El pacto por la I+D abarcaría seis años, desde este 2022 a 2027.

  • 10 millones.La propuesta es que se pase de destinar el 0,37% del PIB canario al 0,5% 60 millones es seis años.

  • Contrataciones El aumento de presupuesto conllevaría «una mejora» en los recursos humanos de diferentes programas.

  • Asesoramiento El pacto se reflejaría también en la puesta en marcha de comisiones de asesoramiento científico al Parlamento y al Gobierno canario.

Canarias siempre ha sido una de las regiones con menos inversión en I+D situándose en la segunda por la cola, por encima de Baleares y algo por debajo de Castilla La Mancha. Así lo reflejan las estadísticas de años anteriores. Pero, además, ha ido disminuyendo la cantidad que destina a la investigación. En 2009 dedicó el 0,58% del PIB regional mientras que en 2019 esa cifra ya estaba en el 0,47%.

Los rectores en su informe señalan que en 2020 la inversión en I+D en el archipiélago «se ha visto drásticamente reducida». De hecho, añaden, «Canarias fue la cuarta comunidad que más ha visto reducida, un 19% su inversión en I+D».

La consecuencia, dice el documento, «es que en nuestra comunidad se ha producido el mayor descenso de España en empleo en I+D (-18%) junto a La Rioja» y advierten de que según la Fundación Cotec «mientras a nivel nacional se superan los niveles de inversión y empleo en I+D, Canarias está entre las comunidades que menos posibilidades tiene de recuperar la inversión y el empleo en I+D.

En las islas la investigación y el desarrollo está en manos de tres únicas instancias. Las dos universidades públicas canarias y el Instituto Canario de Astrofísica (IAC) concentran el 98% de la investigación que se realiza en las islas. El 95% «de la productividad en I+D y transferencia está asociada a la ULPGC y la ULL, que han demostrado sobradamente ser el motor de la investigación que se desarrolla en esta región», dice el documento.

Las dos universidades proponen un Pacto Canarias por la I+D+I con acciones concretas que abarque el sexenio de 2022 a 2027, una propuesta además apoyada por el IAC y el Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (IPNA-CSIC).

Económicamente supondría pasar de invertir en I+D el 0,37% del PIB canario al 0,5%. Eso supondría unos 60 millones de euros en seis años, lo que debería tener «una especial incidencia en la mejora de los recursos humanos en I+D+i». Además, «se deberá involucrar al sector privado con medidas concretas que incentiven la inversión privada en I+D+i, que ahora mismo es la menor de toda España en proporción al PIB, solo un 0,09%».

Este pacto, que además «idealmente» debería ser apoyado por toda la Cámara canaria, propone acciones políticas como la puesta en marcha de una comisión de asesoramiento científico al Parlamento o activar el Consejo Asesor de Ciencia Tecnología e Innovación del Gobierno canario.