Miembros de la 'Coalición de expertas' que alumbrado el documento. / R. C.

Piden un acceso rápido a los fármacos contra el cáncer de mama más agresivo

Un manifiesto reclama una atención multidisciplinar para este tumor, de muy mal pronóstico y que afecta a pacientes jóvenes

Antonio Paniagua
ANTONIO PANIAGUA Madrid

Las pacientes de cáncer de mama triple negativo metastásico (CMTNn), uno de los más agresivos y con peor pronóstico, han dado un paso en pro del acceso a los fármacos efectivos. Esta patología afecta a unas 5.000 mujeres año, de las que apenas sobrevive un 12% al cabo de cinco años. Sin embargo, el hecho de que no se hable demasiado del problema aboca a muchas enfermas a que su afección permanezca silenciada. Para romper este manto de invisibilidad 25 líderes de opinión que configuran la llamada 'Coalición de expertas' han alumbrado en el Congreso de los Diputados un manifiesto que aboga por facilitar cuanto antes el acceso de las pacientes a todos aquellos tratamientos aprobados que han demostrado eficacia clínica, toda vez que «el principal enemigo de las pacientes con cáncer de mama triple negativo metastásico es el tiempo».

Durante el debate previo a la aprobación del documento, se puso de manifiesto la urgencia de adoptar una atención integral de las pacientes con el subtipo más virulento y difícil de tratar de todos los carcinomas de mama. Y es que el cáncer de mama triple negativo metastásico es por ahora una enfermedad mortal que no tiene cura. Se ceba en mujeres jóvenes que, por su rango de edad, no están incluidas en los programas de cribado.

 

Esta patología afecta a unas 5.000 mujeres al año, de las que apenas sobrevive un 12% al cabo de cinco años

 

 

«El cáncer de mama metastásico continúa siendo una enfermedad con baja supervivencia», subrayó la presidenta de la Comisión de Sanidad del Congreso y miembro de la 'Coalición de expertas', Rosa Romero. En la jornada de reflexión, las líderes de opinión apostaron por eliminar barreras burocráticas interterritoriales y asegurar el acceso a la innovación.

Para Pilar Fernández, presidenta de la Asociación de Pacientes de Cáncer de Mama Metastásico, «el triple negativo metastásico se lleva por delante la vida de mujeres jóvenes y sus familias. No es un cáncer de lazo rosa, es un cáncer de lazo negro. Necesitamos ayuda urgentemente», remachó. A la vista de que los ensayos clínicos permiten el acceso temprano a la innovación y, especialmente, en aquellas pacientes con escasas opciones terapéuticas, es necesario que se potencie y allane la vía de acceso a nuevos abordajes terapéuticos. En este sentido, el manifiesto incide en que es apremiante la creación de una especialidad de enfermería oncológica.

En el documento se refleja la necesidad de crear conciencia social, incorporar programas de cribado para diagnosticar en fases tempranas y agilizar el acceso a equipos multidisciplinares para un mejor tratamiento de la enfermedad, especialmente para los casos con peor pronóstico, como los tumores localmente avanzados o que han invadido otras partes del cuerpo.

La implicación de los servicios de cuidados paliativos y de las unidades del dolor a lo largo de todo el proceso asistencial, y no solo en la etapa final, «se convierte en una necesidad a abordar con carácter urgente», reza el manifiesto. Por añadidura, las expertas defienden la realización del estudio genético familiar y la mejora del acceso a las unidades de cáncer familiar o hereditario en el conjunto del sistema nacional de salud. Se trata de una medida de prevención personalizada y adaptada al riesgo real de desarrollar este tipo de tumor.

Retraso

Fernández asegura que en España se tarda entre 19 meses y tres años en aprobar un nuevo fármaco, circunstancia que contraviene la normativa europea. Ese tiempo es precioso para evitar la muerte de una paciente atacada por el tumor citado. Según la presidenta de la organización de pacientes, a España llega el 59% de los fármacos aprobados por la Agencia Europea del Medicamento, cuando en Alemania lo hace el 89%. «Pensamos que se debe emprender un gran movimiento de concienciación social para que se conozca la situación de estas mujeres y para que las innovaciones que recientemente han aparecido sean accesibles para todas», sostuvo Pilar Fernández.

 

«No es un cáncer de lazo rosa, es de lazo negro. Necesitamos ayuda urgentemente», dice la presidenta de las afectadas

 

 

«A día de hoy es una enfermedad incurable», sentencia Fernández, a quien hace seis años se le diagnosticó metástasis en el plexo branquial después de haber superado otros dos carcinomas de seno. Fernández persigue, a través de la asociación, creada en 2018, dar visibilidad a esta patología, de la que ayer se celebró el Día Mundial.

El cáncer de mama triple negativo supone en torno al 10-15% de todos los tumores de mama, es el menos frecuente pero también el más agresivo porque la principal opción terapéutica sigue siendo la quimioterapia.

La 'Coalición de expertas' está formada por referentes de la política, la medicina, la gestión sanitaria, la enfermería o el movimiento asociativo para poner de manifiesto las necesidades clínicas, sociales y emocionales de estas pacientes. Entre ellas figuran exministras como Trinidad Jiménez o Ana Pastor, oncólogas como Eva Carrasco o Eva Ciruelos y periodistas como Inés Ballester.