Borrar

El Parlamento aprueba la ley de igualdad el Día contra la Homofobia

efe

Santa Cruz de Tenerife

Lunes, 17 de mayo 2021, 12:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Parlamento de Canarias ha dejado dictaminada este lunes para su aprobación definitiva en el próximo pleno la proposición de ley de igualdad social y no discriminación por razón de identidad de género, expresión de género y características sexuales, en coincidencia con el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia.

Esta nueva ley lleva más de un año de tramitación en el Parlamento y fue promovida conjuntamente por todos los grupos, aunque en el trámite en ponencia y comisión el PP se ha desmarcado y ha optado finalmente por la abstención al entender que en la redacción final se esconde «la doctrina queer».

El resto de partidos lamentaron que el PP se excluyera del consenso y confiaron en que en el pleno del Parlamento la votación final sea unánime, una vez que se han incorporado las apreciaciones del Consejo Consultivo y las recomendaciones de los letrados de la Cámara para garantizar la máxima seguridad jurídica de la norma.

La nueva ley establece la libre autodeterminacion de la identidad y la expresión de género, sin condicionantes médicos ni de ningún otro tipo, y protege los derechos sanitarios, laborales, familiares, educativos y administrativos de las personas trans y bisexuales, según destacaron los ponentes, que pusieron énfasis en el carácter innovador de esta norma en España y en Europa.

Omar López González, del PSOE, defendió que el texto es «tan ambicioso como necesario» y sitúa a Canarias a la cabeza de España y Europa en la defensa de los derechos de las personas trans, al defender la libre autodeterminación en la identidad y expresión de género, el libre desarrollo de la identidad en los ámbitos públicos y privados y el acceso a una documentación acorde a esa identidad.

Pese a la abstención del PP, reconoció la contribución de ese grupo al trabajo final, que ha sido posible porque el consenso parlamentario estuvo precedido del consenso entre los colectivos LGTBI.

Jesús Alexander Machín Tavío, de CC-PNC, defendió que «cada uno se considere como le dé la gana, como quiera y cuando quiera, no es algo que debamos aprobar, sino entenderlo, que cada uno se acepte a sí mismo ya es bastante».

«Quiero recordar a todas las personas que sufrieron palizas, golpes y asesinatos, porque no podrán acogerse a una ley que es un reconocimiento por todo lo que han sufrido», resumió el diputado de CC-PNC Jesús Alexander Machín.

La diputada del PP Luz Reverón justificó la abstención de su grupo en que el texto final «nada tiene que ver con el inicial» promovido por todos los grupos, y acusó a los partidos que apoyan al Gobierno de promover enmiendas durante el trámite parlamentario que no fueron consultadas con su partido, cambiando el consenso por la imposición.

«Hemos avanzado mucho para reconocer los derechos de las personas y de su libertad para la diversidad, para pensar y sentir de otra manera», dijo Luz Reverón.

Pero en su opinión, tras esta ley «se esconde la doctrina de la identidad de género, la doctrina queer», que niega totalmente las categorías sexuales y sostiene que las categorías masculina y femenina son construcciones sociales.

«Una cosa es indentificarse con un género y otra la negación directa del sexo biológico», algo que es «anticientífico», dijo Luz Reverón.

Carmen Hernández, de Nueva Canarias, destacó que la ley «despatologiza» la identidad de género, que no tendrá que ser definida por ningún médico ni ningún psiquiatra, puesto que cada persona es libre de decidir cómo se autodefine.

La diputada de Nueva Canarias agradeció expresamente a Ciudadanos y PP su valentía al apoyar esta iniciativa, demostrando que en Canarias hay sectores liberales y conservadores que valoran la tolerancia, la justicia y la diversidad.

La diputada de Sí Podemos María del Río consideró esencial «la despatologización» de la identidad de género y el derecho de todas las personas a definir su identidad en todas las etapas de su vida y destacó que el respeto a los derechos de las personas transexuales no resta ningún derecho a las demás.

«La naturaleza humana no es un concepto puramente biológico, el género es una construcción cultural que depende del tiempo, de la historia y de los países», defendió.

La diputada de ASG Melodie Mendoza aseveró que las personas trans quieren, como cualquier otra que se respeten sus decisiones y que se les proteja contra los que fomentan el odio y la violencia.

Vidina Espino, de Ciudadanos, defendió que cada persona es libre de sentirse como quiera y tiene derecho a no negar su identidad y afirmó que la realidad trans no es ninguna enfermedad que necesite una dictamen médico.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios