La lucha contra el coronavirus

Mueren otros tres ancianos de residencias

31/03/2020

Fallecen dos mayores más del centro privado de Tegueste, y uno del público Santa Rita, ambas instituciones en Tenerife. Una trabajadora de El Pino, sin contacto con los usuarios, da positivo en el virus, la segunda en Gran Canaria

Día duro el de este martes en los centros sociosanitarios de Canarias. La Consejería de Sanidad confirmó ayer dos fallecimientos entre los mayores de la residencia privada Jardines de San Marcos de Tegueste, Tenerife. Ambos ancianos estaban ingresados en el Hospital Universitario de Canarias (HUC). En el mismo centro otros 11 mayores han dado positivo y se encuentran también hospitalizados.

Además, Sanidad confirmó la muerte de un tercer anciano, el mayor que residía en el centro público Santa Rita, en Puerto de la Cruz (Tenerife) y que estaba hospitalizado en el HUC. En esta residencia hay una veintena de afectados, aunque no se ha especificado cuántos mayores y cuántos trabajadores ni el resultados de los test.

Desde que comenzó la crisis sanitaria han muerto en Canarias cinco mayores que vivían en centros sociosanitarios, todos ellos en la isla de Tenerife: uno en Fasnia, tres en Jardines de San Marcos y uno en Santa Rita.

En cuanto Gran Canaria, la consejera de Asuntos Sociales del Cabildo de Gran canaria, Isabel Mena, confirmó ayer que una trabajadora de El Pino había dado positivo. Esta persona no tenía contacto con los usuarios pues hacía labores administrativa por lo que, siguiendo el protocolo, se realizó el test a la plantilla que compartía con ella el espacio de trabajo, cinco personas en total. Hasta ayer Mena tenía confirmados tres negativos.

En este centro, público pero operado por la empresa privada Icod, se detecto el primer positivo de una usuaria de una residencia en el archipiélago. La anciana, señaló ayer Mena, se recupera de la infección y o se ha podido averiguar cómo se contagió.

También hay un caso positivo entre el personal de El Sabinal, aunque la trabajadora estaba de baja antes de que se le detectara la infección, según la consejera.

Asintomáticos.

«Nosotros estamos siguiendo los protocolos de Sanidad las 24 horas del día. Estamos convirtiendo los centros en fortalezas», señaló Mena. Sin embargo la plantilla «entra y sale del centro» y ese es el temor de la consejera. «Hemos pedido test, todo el mundo los ha pedido, para el personal» pues esa parece ser la única forma de poder controlar un posible contagio. «El problema son los asintomáticos. La trabajadora que dio positivo trabajó hasta ayer [por hoy]».