Protesta en Canarias contra la crisis del clima

    Cargando reproductor ...
27/09/2019

Varios miles de personas se concentran este viernes por la tarde en las capitales canarias, en las protestas contra la crisis climática. La manifestaciones en Las Palmas de Gran Canaria y en Santa Cruz de Tenerife se suman a las realizadas durante la mañana en La Laguna y en distintos centros educativos y en instituciones públicas

Miles de personas se han movilizado este viernes en Canarias para exigir que se actúe contra la crisis climática que afecta al planeta coincidiendo con las movilizaciones internacionales por un futuro sostenible y justo.

Los manifestantes, en su mayoría muy jóvenes, se han sumado a las concentraciones convocadas en todo el mundo para exigir que los estados actúen sin demora para frenar la situación de emergencia climática en la que se encuentra la Tierra.

Lemas como «Canarias, una sola voz por el futuro en el planeta», «Muévete por el clima», «No hay planeta B» o «En pie por la emergencia climática» se han repetido en pancartas de todas las islas.

En Las Palmas de Gran Canaria, varios miles de personas recorrieron varias calles desde el parque de San Telmo con pancartas alusivas a la emergencia climática, en una jornada que incluyó huelga y concentraciones en los centros educativos y en diversas instituciones públicas.

En Santa Cruz de Tenerife, cientos de personas han secundado la movilización convocada por el «Movimiento Canario por la Emergencia Climática» y «Juventud por el Clima».

Eduardo Febles, portavoz de Juventud por el Clima, ha reclamado «más acción y menos discursos» a la clase política, porque aunque «han admitido que estamos ante una emergencia mundial», siguen sin tomar «medidas acordes» a esta «gran amenaza».

Febles también ha instado al Gobierno canario a que apruebe «cuanto antes» una Ley de Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático, «que no solo reconozca este problema», sino que «ataque directamente a las emisiones de CO2 y a los gases de efecto invernadero», ha añadido.

«Aquí en Canarias tenemos una comunidad científica dentro del ámbito universitario muy profesional y preparada, y habrá que dotarles de los recursos necesarios para que puedan transmitir su discurso y las medidas que consideren necesarias», ha declarado.

Protesta en Canarias contra la crisis del clima

Otra de las portavoces del colectivo Juventud por el Clima, Marina García, se ha mostrado «muy contenta» con la respuesta de la sociedad canaria en esta jornada de movilizaciones, sobre todo «porque se han unido otras islas de la región», lo que a su juicio deja entrever que la sociedad «ya se está dando cuenta de que estamos ante un problema real que nos afecta a todos».

En Las Palmas de Gran Canaria, los manifestantes han coreado gritos como «Ni un grado más, ni una especie menos», «Se nota, se siente, la Tierra está caliente» y «La gente no lo ve, no hay planeta B», entre otros.

En Lanzarote, la marcha ha partido del Cabildo Insular hasta el parque José Ramírez Cerdá y ha congregado a cerca de dos mil personas, en su mayoría gente muy joven, con pancartas como «Cuidemos el planeta», «El clima está cambiando, por qué nosotros no» y «Cambiemos el sistema, no el clima».

Asimismo, en Fuerteventura, medio millar de personas se han manifestado para reclamar acciones urgentes que frenen los efectos de la crisis climática y un compromiso de las administraciones públicas para tomar medidas que adapten la isla a los impactos climáticos presentes y futuros.

Protesta en Canarias contra la crisis del clima

Los colectivos ecologistas y los alumnos de varios centros educativos de Fuerteventura han secundado en Puerto del Rosario la Huelga Mundial por el Clima, una manifestación encaminada a exigir a los líderes mundiales medidas urgentes para frenar la emergencia climática.

Varios alumnos han sido los encargados de leer un manifiesto, un documento en el que han alertado de las previsiones de aumento de la temperatura media global, por encima de 1,5 grados, lo que «sitúa en un escenario límite e irreversible que amenaza a ecosistemas y especies».

Alrededor de 160 países se han sumado a esta jornada de huelga mundial para exigir acciones que ayuden a frenar el calentamiento global, y para visibilizar la importancia de luchar contra el cambio climático.