Canarias blinda su futuro frente a la invasión de especies exóticas

07/04/2019

Europa obliga al archipiélago a prever qué flora y fauna foránea es susceptible de causar daño a los hábitats de las islas para bloquear su entrada. Hay 48 plantas y animales que suponen un riesgo

Pasear con una iguana sobre el hombro o mostrar un jardín con variedades de plantas a cual más desconocida está pasando de ser un esnobismo a casi un delito porque, a los animales y vegetales exóticos cuya tenencia el catálogo estatal de 2013 ya restringía en Canarias, se suman desde el 30 de marzo otras 48 especies susceptibles de causar daño a los frágiles hábitas del archipiélago.

Se trata de un listado de especies exóticas invasoras preocupantes para Canarias que está contenido en un Real Decreto aprobado por el Gobierno estatal a requerimiento de la Unión Europea, que en 2014 obligó a los estados miembros que contaran con regiones ultraperiféricas a adoptar esta precaución para evitar, dada su fragilidad, la pérdida futura de biodiversidad.

«Es un reglamento totalmente preventivo que busca que aquellas especies que aún no están en el medio natural no entren y, sobre todo, no se establezcan en las islas», explican los técnicos del Servicio de Biodivesidad del Gobierno de Canarias, Juan Luis Rodríguez y Elizabeth Ojeda.

Este blindaje contra la entrada de especies invasoras se abordó estudiando qué animales y plantas exóticas susceptibles de dañar la biodiversidad, los ecosistemas o incluso a las personas estaban entrando en las islas, bien a través de tiendas especializadas, bien por compras en internet. Ese análisis de riesgo se completo rastreando las especies invasoras que se han instalado en hábitats parecidos a los canarios, como las islas Galápagos, Hawái, zonas de Australia y Nueva Zelanda o el Mediterráneo. En el caso de las plantas es claro, explica Ojeda, «si tienen un comportamiento invasor en otras regiones similares a Canarias, aquí también podrían tenerlo».

Las 48 especies incluidas de la lista no podrán introducirse, ni mantenerse si ya están, criarse o transportarse dentro o fuera de las islas. Tampoco se pueden vender o comprar, intercambiar o facilitar su reproducción o cultivo y, por supuesto, no se pueden liberar en la naturaleza.

Las tiendas y los viveros, explica Rodríguez, están al tanto de esta normativa, que, en el caso de los animales, les da un año de prórroga para mantenerlos. Los particulares, por su parte, podrán tenerlos mientras vivan. «Lo que nunca hay que hacer -avisa el experto en biodiversidad- es liberar los animales en la naturaleza ni tirar los restos de plantas».

Análisis de riesgo.

Para hacer el listado de especies exóticas invasoras preocupantes para Canarias se sometió a infinidad de animales y plantas a un análisis de riesgo para determinar si podían considerarse como potencialmente invasoras. Se visitaron tiendas de animales y viveros y se rastrearon invasoras en lugares similares al archipiélago. Al final, la lista la componen 48 especies: 19 plantas, 17 reptiles, 3 aves y 9 mamíferos. Algunas están ya en las islas, pero otras no.

Aridez y monteverde.

Las 19 plantas que están en la lista de especies exóticas potencialmente invasoras se incorporaron, explica Elizabeth Ojeda, teniendo en cuenta cómo el cambio climático podría favorecer su asentamiento. Así, se rastrearon especies muy adaptables a la aridez, pero también hábitas de monteverde, donde se prevén cambios. En la imagen, el cacto cilíndrico, una especie de fácil propagación, que está en la lista y en la naturaleza. También están la cisca o el cinamomo.

Canarias blinda su futuro frente a la invasión de especies exóticas
Sin reproducir, ni mover.

Hay 29 especies de animales en la lista (aves, mamíferos y reptiles). A partir de ahora ni se podrán comprar, ni mover y está prohibido que se reproduzcan, lo mismo que soltarlas en la naturaleza. Los animales en manos de particulares deberían estar censados (dando parte a las autoridades) igual que las tiendas. En la imagen, una iguana común, que está incluida en la lista, como los dragones de agua, el lagarto de gorguera, la cotorra alejandrina o el petauro del azúcar.

Canarias blinda su futuro frente a la invasión de especies exóticas
En el catálogo nacional.

Los técnicos de Biodiversidad del Ejecutivo canario llevaban años reclamando al Gobierno de España la inclusión de dos especies exóticas invasoras en el catálogo nacional. El Ministerio de Transición Energética ha aprovechado el Real Decreto que aprueba la lista de especies exóticas invasoras preocupantes para Canarias para modificar el Catálogo Nacional de Especies Exóticas Invasoras e incluirlas. Son el tabaco moruno y los plumachos pamperos. El tabaco moruno (Nicotiana glauca), también conocido como venenero o gandul, que salió de catálgo en 2015 por una sentencia del Tribunal Supremo dando la razón a una empresa de biocombustibles, pero reconocíiendo «la amenaza que implica para algunas especies autóctonas y algunos hábitats y ecosistemas en Canarias». La otra planta incorporada es el plumacho pampero (todo el género Cortaderia). Se introdujo para jardinería, aunque ya hay ejemplares en la naturaleza. El Gobierno pidió su inclusión en el catálogo hace dos años.