Mayores y muchas veces solos: consejos para los más vulnerables

31/03/2020

Las personas mayores, y más las que viven solas, son parte de la población que debe vivir con estrictas precauciones para esquivar al coronavirus. Adentrarse en el mundo de las videollamadas y no dejar de hacer ejercicio son algunos de los consejos que les lanzan los expertos.

España cuenta con cerca de 9,2 millones de personas mayores de 65 años, un sector de población que supone el 19,5 % del total; de éstas, más de 2,8 millones superan la barrera de los 80 años (6,1% de la población), según reflejan datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2019.

Se trata de las personas más vulnerables ante el Covid-19, junto a aquellas que ya presentan unas patologías previas, como enfermedades pulmonares o la diabetes, que este virus podría agravar.

Residentes

Y dentro de este grupo todavía hay personas que se enfrentan a un riesgo mayor: aquellas que ocupan una de las aproximadamente 400.000 plazas residenciales disponibles en España, según datos de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales.

En Cataluña, se estima que unas 175.000 personas padecen una "soledad no deseada", de acuerdo con el Observatorio de la Soledad, que alerta que el actual contexto de emergencia agrava la sensación de aislamiento.

La entidad reclama, además, que no estigmatice a las personas mayores "como foco de infección" y que se apliquen las medidas de precaución que requiere su estado de vulnerabilidad ante la pandemia.

En porcentaje, un 13% de los hombres y casi el 27% de las mujeres entre los 65 y los 80 años viven solos en Cataluña, números que suben hasta el 16 % en el caso de los hombres y casi el 45% en el de las mujeres a partir de los ocho decenios.

Sin socializar

Jordi Amblàs, vicepresidente de la Sociedad Catalana de Geriatría de la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña, lanza en conversación telefónica con Efe algunos consejos que pueden ayudar a nuestros mayores a sobrellevar lo mejor posible esta cuarentena.

Recuerda Amblàs que las pequeña cosas de la vida cotidiana son a menudo el principal elemento de socialización para la gente de más edad: la compra en el mercado, sentarse en un banco a tomar el sol o el café después de comer en el bar.

Si bien es cierto que algunas de estas actividades se pueden seguir haciendo durante esta cuarentena, también lo es que son desaconsejables para este sector de la población, al que se pide que se exponga lo mínimo posible para evitar riesgos de contagio.

Siete consejos

Por ello, Amblàs recomienda recurrir a la guía lanzada por el Colegio Oficial de Psicología de Cataluña para superar mejor esta cuarentena, con unos consejos que se dividen en siete apartados.

Primero y segundo punto: infórmese (e informe) usted bien, pero sin pasarse. Tan importante es escoger adecuadamente los canales adecuados como evitar "sobreinformarse", señala Amblàs, que pide alejar así la "angustia" y evitar un "alarmismo" innecesario al tiempo que anima a "informar bien de uno mismo", es decir, de su situación personal, a los allegados.

Tercero: establezca rutinas que le mantengan ocupado y no deje de hacer todo el ejercicio físico posible. Si es necesario, apunta Amblàs, recorra el pasillo una y otra vez.

Cuarto y muy importante en el caso de los mayores que viven solos: no pierdan la conexión con sus seres queridos. Las redes se han llenado de vídeos anecdóticos en los que los ancianos están aprendiendo a hacer videollamadas, un elemento crucial para que no se sientan solos.

Quinto, sexto y séptimo: protéjase, relájese y búsquele el lado positivo al confinamiento. Cada día que sumamos es un día menos para el fin de la reclusión.