Los contenidos sobre anorexia y bulimia en redes sociales se disparan

09/10/2019

Los contenidos en redes sociales que fomentan la anorexia o bulimia han aumentado un 470% en los últimos cinco años. Existen casi cuatro millones de publicaciones camufladas bajo las etiquetas #ana y #mia, según un informe de la Agencia de Calidad de Internet. Muchos TCA (trastornos del comportamiento alimentario) tienen su origen en las experiencias, trucos e información relacionados con el alimento y compartidos en la red.

ETIQUETAS:

Las redes sociales y su cultura de la superficialidad a través de el mundo ‘fit’ la comida ‘sana’ y las fotos al atardecer no han hecho sino acrecentar algunos de los problemas que ya resultaban graves en los jóvenes: la anorexia, junto con la bulimia y la obesidad como principales trastornos de la conducta alimentaria (TCA).

Se trata de todas aquellas alteraciones del comportamiento donde se manifiesta mala relación con la comida, bien por exceso o bien por defecto. Aunque cualquiera puede sufrir estas enfermedades, muchos de los pacientes son menores de edad y algunos ni siquiera han entrado en la adolescencia.

De hecho, el 85% de los pacientes diagnosticados con estas enfermedades empezaron a buscar información en internet sobre este problema cuando eran menores de edad y uno de cada cuatro lo sigue haciendo. Más de la mitad de la población busca en la red contenidos que pueden poner en riesgo su salud y son, precisamente, jóvenes de entre 12 y 24 años quienes están más habituados al uso de internet. Sin embargo, en el 87% de los casos, la familia desconoce estos hábitos y en solo el 40% llega a enterarse del problema.

Según el Informe de la Agencia de Calidad de Internet desarrollado para la Fundación Imagen y Autoestima, existen 2 millones y medio de publicaciones en etiquetadas como #anorexia y casi cuatro millones detrás de #ana (anorexia) y #mia (bulimia). Este ha sido uno de los motivos por los que Orange ha centrado su nueva campaña #PorunusoLovedelatecnología en los trastornos de conducta alimentaria con el fin de impulsar el diálogo necesario en las familias.

Un peligro que acecha

La Asociación contra la Anorexia y la Bulimia (ACAB) realizó un encuentro de marzo a junio de 2019 entre más de 750 alumnos de entre 12 y 16 años de 14 centros educativos de Cataluña. El resultado: un 23% de estos adolescentes está en riesgo de sufrir anorexia o bulimia.

Cataluña ya multa a las webs que hacen apología de los trastornos alimentarios con hasta 100.000 euros

En este contexto, las familias juegan un papel fundamental, ya que, en ocasiones, pueden agravar involuntariamente el problema. Los padres deben servir de ejemplo y cultivar unos hábitos de alimentación saludable en casa. Además, hacer una comida o una cena en familia al día puede reducir hasta un 35% la posibilidad de sufrir uno de estos trastornos, según la ACAB. Al sentarse en la mesa, debe evitarse a toda costa tener un móvil o una tablet a mano, para que no puedan interferir en la conversación familiar y se afiance el apego y el vínculo con los menores.

«Los trastornos del comportamiento alimentario son un problema de salud pública», advierte el jefe de Psiquiatría Infantil del Hospital Universitario de Zaragoza, Pedro Ruiz, quien sostiene que en los últimos cinco años ha aumentado en toda España el número de casos vinculados con los trastornos alimentarios. Si bien esto coincide con el auge de las redes sociales, no hay evidencias contrastadas de que esté relacionado con el aumento de los TCA, pero podría tener algo que ver con que la edad de inicio de estas enfermedades sea cada vez más temprana. Por ello, la prevención es clave.

  • 1

    ¿Reconsiderará la consejera canaria de Sanidad la relación con los sindicatos para solucionar el conflicto de las oposiciones pendientes?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados