Los centros de menores con medidas judiciales tienen un alto absentismo

13/11/2018

La Fundación Ideo achaca el resultado de la auditoría que encargó al tipo de trabajo y a que emplea a 500 personas. De 400.000 euros previstos en sustituciones se pasó a 2,1 millones

«Es sabido que el absentismo en los centros de internamiento educativo de menores infractores (Ciemi) es elevado, especialmente entre educadores y monitores y hasta el momento, no se ha realizado un análisis de causas», afirma una auditoría que encargó la Fundación Ideo para valorar su funcionamiento.

De hecho, en 2017 se presupuestaron 400.000 euros para «sustituciones de personal», pero a 31 de octubre esta cuantía ya representaba 2,1 millones de euros.

«Cuando llegamos, hace un año y medio, una de las cosas que nos planteamos fue tener una auditoría funcional de la entidad y se detecta un alto absentismo y un gran número de bajas», reconoció ayer el gerente de Ideo, Antonio Sosa. «Es verdad que, por el perfil del trabajo que desarrollan los compañeros y compañeras, es un trabajo de alto indice de absentismo», insistió, «pero hay un problema de fondo que no es exclusivo de la Fundación Ideo. Como dirá cualquier mutua, todas las empresas con más de 500 trabajadores tienen índices similares. La tasa de absentismo en Canarias es enorme, no es un problema exclusivo de Ideo». Con todo, añadió, la institución ha cambiado de mutua a «una que nos da más apoyo para combatir el absentismo» y también ha cambiado la entidad que valora los riesgo laborales «y le hemos pedido apoyo psicológico para las personas que puedan necesitar ayuda. Trabajamos con el comité de seguridad y salud de los centros y con el comité de empresa para una mayor implicación y, sobre todo en Tabares, para adaptar las ratios a las características del centro y se han reorganizado los departamentos de recursos humanos y personal y nos hemos dotado de herramientas informáticas que nos permitan optimizar los recursos que tenemos. Se ha bajado un poquito la tasa de absentismo. En las bajas laborales estamos en unos niveles similares».

Las diferencias del gasto en sustituciones y la realidad Sosa las achaca a la ley de control de gastos y a que la encomienda de gestión eran 400.000 euros. «Este año, y también el año pasado, pasamos los gastos que se nos han ido por arriba la Dirección General y nos lo ha ido cubriendo», explicó. «En 2016 se terminó el ejercicio con 700.000 euros de patrimonio neto negativo. El pasado año y este vamos a terminar en cero», añadió.

  • 1

    ¿Debería replantearse España su participación en el festival de Eurovisión?

    Sí.
    No.
    Ns /Nc.
    Votar Ver Resultados