Las familias canarias, a la cola en el gasto anual, con 24.000 euros

La capacidad adquisitiva de los hogares isleños creció un 1,2% en 2017, un repunte que no llega ni a la mitad del 3,5% del avance en el conjunto de España. El gasto en sanidad baja un 23%.

José Miguel Pérez
JOSÉ MIGUEL PÉREZ

José Miguel Pérez Las Palmas de Gran Canaria

El empuje del sector turístico –que alcanzó en 2017 su techo histórico al recibir Canarias 16 millones de visitantes que generaron más de 17.000 millones de euros–, apenas ha mejorado la capacidad adquisitiva del conjunto de los isleños en este último año.

El gasto medio por hogar en Canarias creció un 1,2% en 2017, hasta los 23.918 euros, un repunte pese al cual, el archipiélago se mantiene como la segunda comunidad donde las familias disponen de menos recursos para afrontar gastos básicos como la alimentación, o los sanitarios.

Los menos de 24.000 euros de gasto medio por hogar representan solo el 79% de los 29.188 euros a los que se eleva el presupuesto medio del conjunto de las familias españolas, según la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) de 2017 publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Contrasta la tímida evolución canaria con el potente estirón que se percibe en el conjunto del país: en España, el gasto medio por hogar en términos corrientes aumentó un 3,5% el pasado año respecto a 2016, más del doble que en el archipiélago.

La austeridad de las familias canarias se ve reflejada en las principales partidas de gasto: en la compra de alimentos y bebidas no alcohólicas los isleños emplearon el pasado año 3.754 euros, un 1,2% más que en 2016. Pero son casi 400 euros menos que los que destinan el conjunto de los españoles a llenar la despensa. Con el agravante, para Canarias, de que la cesta de la compra en las islas se mantiene entre las más caras de España.

El gasto de las familias canarias bajó además en algunos capítulos importantes. Sobre todo el destinado a afrontar los costes sanitarios, que se redujo un 22,6%, hasta los 785 euros, cifra que contrasta con los 980 de media nacional, y que supuso un aumento del 1,4%.

También cayó un 1,6% el gasto en los hogares canarios en vestido y calzado, hasta los 1.223 euros. Bajó otro 2,3% en bebidas alcohólicas y tabaco, hasta los 379 euros; y otro 0,6% se redujo en vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, hasta los 6.660 euros.

El reparto del gasto revela además que las sufridas familias canarias tienden a moderar el gasto en aquellos productos y servicios cuyo coste depende de su consumo, para compensar otros componentes del presupuesto donde tienen menos margen para el ahorro.

Así, las familias canarias destinaron el pasado año el 27,8% de su presupuesto a pagar la vivienda y los costes de la energía generada, frente al 30% de media nacional, en el que supone el mayor esfuerzo económico. El 15,7% del gasto de los hogares isleños se fue a la alimentación (14% en toda España); el 3,3% a la sanidad, al igual que en el conjunto del país; el 5,1% al vestido y calzado, el mismo registro estatal; o el 8,7% a restaurantes y hoteles, frente al 10,3% de media de las familias españolas.

El gasto medio por persona en las islas se quedó además en 9.304,26 euros, lo que representa un crecimiento del 1,6% respecto al año anterior y de nuevo se sitúa como el segundo más bajo del territorio nacional, sólo por delante de Extremadura (9.257 euros). En toda España, el gasto medio por persona en términos corrientes, ascendió a 11.726 euros, un 3,7% más respecto al año anterior.

5.000 euros menos que en 2007. El gasto de los hogares canarios (23.918 euros en 2017) ha crecido lentamente en los últimos cinco años. La capacidad de consumo de las familias canarias tocó fondo en 2013, al reducirse a 22.122 euros. Pero siguen lejos de los 29.407 alcanzados en 2007.