La nueva vida en la paradisíaca Bali

08/04/2020

La grancanaria Peggy Betancor, empresaria afincada desde hace años en esta isla de Indonesia, ha decidido pasar allí el periodo de emergencia sanitaria, con playas y hoteles ya cerrados. «A los extranjeros que permanecemos en Bali, el departamento de Inmigración nos ha ampliado gratuitamente el visado hasta que se solucione esta difícil situación»

El mundo se ha paralizado por el avance del coronavirus. La emergencia sanitaria también ha llegado al sudeste asiático y muchos españoles que se encontraban en esa zona de vacaciones han regresado a nuestro país, otros no han podido salir por las dificultades para encontrar vuelos y por el alto precio de los mismos, y algunos han optado por pasar este confinamiento allí, como es el caso de la grancanaria Peggy Betancor, empresaria que lleva años residiendo en Bali (Indonesia).

Bali es una isla de moda, un destino ideal para lo que buscan un tipo de turismo diferente, aventurero y de descubrimiento de nuevas culturas, con unas playas paradisíacas, pero todo ha cambiado de forma brusca en cuestión de semanas. «Aquí todo ha ido poco a poco. Me llegaba la información de lo que estaba sucediendo en Canarias a través de los familiares y los turistas poco a poco fueron abandonando la isla. Yo he decidido quedarme y pasar aquí este tiempo. Inmigración nos ha facilitado de forma gratuita la ampliación del visado hasta que acabe esta situación y las fronteras continúan abiertas para salir, aunque la entrada a Indonesia ya está limitada», destaca.

Peggy Betancor descubrió en Bali, en el año 2006, la belleza y potencial de las banderas balinesas y decidió introducirlas en Europa haciendo algunas modificaciones para adaptarlas al clima y a otras necesidades para un óptimo uso y así creó Banderasbalinesas.com, arrancando con su negocio a base de mucha persistencia. Ahora sigue trabajando en sus talleres, aunque la parálisis económica es enorme.

La incertidumbre es grande en Bali y en todo el sudeste asiático sobre cómo va avanzando el contagio y cuánto durará esta complicada etapa, pero la emprendedora grancanaria por ahora afronta esta situación con tranquilidad, tomando todas las medidas sanitarias anunciadas.

Preocupación. El presidente de Indonesia anunció desde el pasado martes el estado de emergencia, aconsejando permanecer en casa, pero esta situación preocupa porque «aquí muchos viven de lo que generan cada día en la calle», advierte la grancanaria.

La embajada española en Indonesia ha enviado a los ciudadanos españoles que permanezcan en el país asiático una serie de recomendaciones, como trabajar desde casa, evitar desplazamientos y fomentar el distanciamiento social.

El abastecimiento por ahora está controlado, pero hay preocupación si este periodo va a más con el incremento de restricciones porque Indonesia tiene sus limitaciones.

Por ahora la situación está siendo tranquila y Peggy Betancor evita salir de su casa en Bali. «A partir de las 9 de la noche ya nadie puede salir de sus casas», añade como la última medida tomada por el gobierno indonesio, y la población va tomando conciencia de lo que supone el confinamiento.

El número de contagios en Indonesia aún no es muy elevado, aunque las cifras van creciendo. Los pasos que se han ido dando en Europa ya están entrando en el sudeste asiático, con la intención de poder contener el avance de una pandemia que ha cambiado el rumbo de todo el mundo de una manera muy rápida y sorprendente.

Accesos cerrados. Las vías de acceso a las paradisíacas playas de Bali también se han cerrado. En la imagen, corte en la zona de Canggu Beach. Bali es un lugar de moda en el sudeste asiático y el coronavirus ha detenido su actividad de manera drástica, con unas consecuencias económicas imprevisibles.

Seguridad. La policía de Bali patrulla por las playas para comprobar que todos cumplan con las medidas anunciadas hace días por el gobernador de la isla. La imagen de Bali ha sufrido un cambio muy brusco en muy pocos días, con el cierre de hoteles y la marcha de miles de turistas a sus países de origen.