La docencia, antídoto contra la pérdida de mujeres en la ciencia

11/02/2018

Las mujeres sólo representan un 25% del alumnado de las carreras científicas y «muchas se pierden por el camino», algo que la docencia universitaria puede combatir con «más acompañamiento», explica la profesora de Electrónica y doctora en Nanociencias de la Universidad de Barcelona (UB) Sònia Estradé.

Con motivo de la celebración este domingo del Día Internacional de la Mujer en la Ciencia, la experta ha recordado que la decisión de dedicarse a las ciencias o a las letras se toma en la escuela primaria, pero "la universidad puede evitar" la pérdida de más mujeres en este campo.

Estradé, que también es miembro de la Comisión de Igualdad de la UB, participa en la organización de una escuela de verano internacional para mujeres graduadas en Física, que "fomenta el empoderamiento y el 'networking'" para animar a las científicas a proseguir con su carrera académica, ya que los momentos más críticos son "antes del doctorado y justo después de leer la tesis".

La escuela está financiada por el programa Erasmus+ de la Unión Europea (UE), que "está dando herramientas para cambiar esta situación y promover la perspectiva de género en la ciencia", según Estradé.

La científica, que esta semana ha participado en un mesa redonda sobre Mujeres y Ciencia. Rompiendo estereotipos, organizada con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra este domingo, ha lamentado que el entorno no ayuda a las vocaciones investigadoras en las mujeres.

«La división sexual del trabajo» es uno de los obstáculos fundamentales para que las mujeres desarrollen una carrera.

El 40% de científicos en España son mujeres, pero "hay una segregación horizontal que provoca la infrarrepresentación en sectores como la nanotecnología", donde son el 14%, y en las ingenierías en general.

Por otro lado, "también hay la segregación vertical, porque sólo el 20% de directivos de este ámbito son mujeres", reprocha Estradé, que afirma que "las mujeres hacen ciencia, pero no en el mismo sitio ni desde la misma posición".

"Estos datos no se han movido mucho desde hace 20 años", según la científica, para quien uno de los problemas es que "la ciencia se ve como una cosa de hombres", algo que se ve reflejado en que sólo el 14% de las niñas y el 8% de los niños dibujan a una mujer cuando se les pide que hagan un dibujo de alguien que se dedique a este campo.

Sesgo de género

La infrarrepresentación de las mujeres en la ciencia se debe a muchos motivos, entre los cuales figuran "la mayor dedicación a las tareas de cuidados y reproducción" y al "sesgo de género" implícito en el ámbito académico, según la profesora.

"Para hacer una prueba real, enviamos un currículum idéntico a diferentes centros de investigación, cambiando el nombre entre uno de hombre y uno de mujer. El hombre recibió más respuestas positivas y cuando querían contratar a la mujer, le ofrecían menos dinero", revela la profesora.

Los medios de comunicación también juegan un papel a la hora de difundir las desigualdades de género, ya que "más del 80% de científicos citados en prensa son hombres", critica Estradé.

"Es un tema de todos y todas, de la sociedad, y también de los medios", añade la doctora en Ciencia y Tecnología de Materiales de la Universidad de Barcelona Anna May.

Una antropóloga, una economista y una ingeniera jubiladas que asistieron esta semana a la mesa redonda, celebrada en el Ateneo Barcelonès, subrayaron que han pasado la mayor parte de su carrera profesional en el extranjero, y también acusaron a los medios: «El papel que dan a las científicas es nulo».

Las científicas lamentan que "la división sexual del trabajo" es uno de los obstáculos fundamentales para que las mujeres desarrollen una carrera académica y ocupen posiciones de poder.

  • 1

    ¿Las 633 plazas que propone Sanidad para la nueva oferta de empleo serán suficientes para mejorar la asistencia a los pacientes?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados