El telescopio gigante se aleja de La Palma tras el permiso de Hawái

01/11/2018

La Corte Suprema hawaiana autoriza la instalación de la infraestructura de 30 metros en la montaña de Mauna Kea. El IAC no tira la toalla y aún ve posibilidades al Roque de los Muchachos

El Telescopio de Treinta Metros (TMT, por sus siglas en inglés) se aleja un poco más de La Palma justo cuando el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) no solo contaba con su construcción en el Observatorio del Roque de los Muchachos, sino que ya tenía hecho un estudio sobre el impacto económico y social que representaría para La Palma y para Canarias. La decisión de la Corte Suprema del Estado de Hawái la madrugada del miércoles de validar el premiso de construcción en la montaña sagrada de Mauna Kea allana el camino para que el que será el mayor telescopio del hemisferio norte se ubique en el lugar para el que se diseño.

Sin embargo, que la corte hawaiana haya dado por válido el permiso de construcción no significa que se hayan superado todos los obstáculos y a las «complicaciones» que pudieran surgir son el clavo ardiendo al que todavía se agarra el director del IAC, Rafael Rebolo, que ayer aún albergaba un hilo de esperanza tras hablar con los responsables del Consejo del Observatorio Internacional TMT y manifestarles estos que quieren concluir el proceso de solicitud de licencia de construcción en La Palma.

Según Rebolo, «prevén problemas en la aplicación de la resolución de la corte hawaiana».

A las cinco y media de la madrugada (hora canaria), Henry Yang, presidente del Comité de Directores del Observatorio Internacional TMT, y Christophe Dumas, su responsable de operaciones, emitían un comunicado en el que, además de expresar el agradecimiento a las autoridades de Hawái por la decisión adoptada, señalaban que «en la situación actual, quedan algunos pasos por dar para poder construir el TMT en Mauna Kea», por lo que continuarán «avanzando con el proceso en España para permitir que el TMT se instale en La Palma en caso de que no sea posible hacerlo en Hawái».

El Observatorio del Roque de los Muchachos se planteó como alternativa a Mauna Kea gracias al enorme esfuerzo no solo del IAC, sino de las instituciones palmeras, que han hecho todo lo posible para allanar el camino administrativo al consorcio impulsor del TMT. El último paso se dio este mismo martes, con la aprobación por parte de la Consejería de Política Territorial de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto.

El presidente del Cabildo palmero, Anselmo Pestana, al igual que Rafael Rebolo, se mostraba ayer esperanzado de que finalmente el TMT se instale en La Palma, pero advertía de que no deben «bajar la guardia» y , sobre todo, añadió, «completar los procesos administrativos por si, finalmente, quedara alguna opción de que la instalación científica» vaya a La Palma.

Los problemas que ahora pudieran surgir en Hawái son los mismos que en 2014 cuando se las protestas de los nativos paralizaron la construcción del TMT que ha provocado cuatro años de litigios judiciales y la búsqueda de una alternativa viable: La Palma.

Los dirigentes del consorcio del TMT volverán a la isla el día 9 para reunirse con el IAC y las autoridades palmera.

Impacto

La construcción TMT supondría una inversión 900 millones de euros entre 2019 y 2014 y su funcionamiento anual, 30 millones. El IAC ha calculado que el impacto económico sobre la producción anual durante su construcción sería de 116 millones. Con el telescopio en funcionamiento, el valor final de la producción es de 84 millones

  • 1

    ¿Hace falta más presencia policial nocturna en las zonas turísticas para acabar con las peleas juveniles?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados