El ERTE del Icalpa fue por la «caída de la actividad»

El Colegio de Abogados de Las Palmas (Icalpa) emitió ayer una circular en la que explicó el ERTE presentado en su plantilla y que afectó a 13 de los 29 trabajadores que tiene en nómina. Alega un descenso en la carga de trabajo de la entidad.

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO

El ERTE presentado por el Icalpa «está motivado en la causa de fuerza mayor» por la «reducción de la carga de trabajo que pesa sobre los trabajadores del colegio», expresó el decano Rafael Massieu.

Por este motivo, han seguido el procedimiento –que no requiere negociación y consulta con la representación de los trabajadores–, aunque sostienen que «fue informada antes de su presentación». Por ello, constituyeron una comisión entre los miembros de la junta de gobierno «en los que se han incluido algunos expertos en la materia, por lo que no ha sido preciso contratar servicios exteriores», matizan.

Tras siete semanas «desde que se produjo la drástica caída de la actividad colegial», que supusieron «la paralización de la actividad de los juzgados y tribunales», los distintos departamentos del Icalpa «se han puesto al día y apenas entra trabajo nuevo por lo que los trabajadores afectados carecen de ocupación efectiva, siendo éste el criterio objetivo seguido en su selección».

Por último, anunciaron que «aunque la tramitación del Erte no haya sido por causas económicas, si queremos informar que la caída de la actividad de la Asistencia Jurídica Gratuita tendrá una importante repercusión económica negativa en los ingresos colegiales», sin que puedan «prever el importe de su impacto en las cuentas», pero «muy probablemente superior a la cantidad que se pueda ahorrar con la medida del Erte que nos hemos visto obligados a adoptar». Por último, Massieu deseó «la recuperación de la actividad» para «reincorporar cuanto antes a todos los trabajadores afectados», finalizó.