Todo preparado para la EBAU más complicada de la ULPGC

    Cargando reproductor ...
30/06/2020

Los exámenes de acceso a la universidad, que arrancan el miércoles, están marcados por el coronavirus, lo que ha impuesto muchas novedades. Será la prueba con más estudiantes de los últimos años y por primera vez las policías locales se han implicado en la organización

ETIQUETAS:
- ebau

La Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) encaja en la descripción de lo que se llama un «rito de paso», esto es, una actividad que simboliza y marca una transición en la vida de una persona. Pero este año el coronavirus impone una renovación del ritual. En esta ocasión ya no veremos al alumnado apiñado en las puertas de las aulas esperando que digan su nombre para entrar. Las pruebas duran cuatro días y no tres, como es habitual. Las mesas estarán más separadas que nunca, la policía local de los municipios de las distintas sedes participará en la organización vigilando por la seguridad e incluso ha cambiado el formato de los exámenes. Y pese a todos los cambios, en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria ya está todo preparado para la EBAU más complicada que ha tenido que organizar.

Así lo asegura el vicerrector de Estudiantes, Antonio Ramos Gordillo. De la ULPGC partió la idea de ampliar en un día la prueba para dividir al estudiantado. Así, este año habrá «dos primeros días», el miércoles 1 de julio será «el primer día» de la EBAU para el estudiantado de ciencias, y el jueves 2 el «primer día» del de Humanidades. «Son los días que me preocupan», reconoce Gordillo, dado que en ambas ocasiones el alumnado tendrá que adaptarse a las reglas de una EBAU en tiempos de «nueva normalidad». Pero pasada esa toma de contacto, señala el vicerrector, «la mecánica ya está en marcha».

Este año también hay más profesorado involucrado en la prueba, 50 docentes más que el año anterior o que eleva su número a 320. Y será la EBAU con más alumnado de los últimos años. Al menos de los cuatro que lleva Gordillo en el rectorado de la ULPGC. 983 más que el año pasado, con un total de 6.133, un 19% más.

Todo ello ha implicado un gasto extra para las arcas de la ULPGC. Mas profesorado, más papel para exámenes y presupuesto extra para dotar al personal docente de pantallas de protección y mascarillas e instalar dispensadores de gel en los diferentes centros. En total, entre 65.000 y 70.000 euros más ha tenido que aportar la ULPGC, lo que eleva el presupuesto de este año a unos 370.000 euros. En esta cuenta también se incluye el refuerzo de la limpieza que se ha realizado previamente a la organización de la prueba y también durante la misma, pues se desinfectarán las aulas entre las jornadas de exámenes.

«Se ha trabajado muchísimo en la organización de la EBAU» de este año, asegura Ramos Gordillo. De hecho, la ULPGC se uso en marcha nada más suspenderse las clases presenciales, a mitad de marzo, por la declaración del estado de alarma. Varias reuniones de la COEBAU, en la que participan responsables de la ULPGC, la Universidad de La Laguna y la Consejería de Educación, dieron como resultado este cambio de fechas y también modificaciones en los exámenes tras las reuniones sectoriales con el Ministerio de Educación. Así, este año desaparecen las opciones A y B que se autoexcluyen ofreciendo al alumnado la posibilidad de elegir entre dos bloques de preguntas las que mejor le convengan en la mayoría de las asignaturas. «Se trata de garantizar que este alumnado pueda alcanzar la máxima nota», explicó Gordillo. Hay que sumar, además, el uso de más sedes en la isla de Gran Canaria, entre ellas, y por primera vez, el Palacio de Congresos ExpoMeloneras, para el estudiantado del sur. Y tanto Guaguas Municipales como Global colaboran reforzando sus servicios.