Imagen de archivo. / efe

Sanidad elabora un protocolo de intervención ante el riesgo suicida en los colegios

También se ha iniciado un protocolo de atención a pacientes con riesgo o conducta suicida en los servicios de Urgencias hospitalarios

EFE Santa Cruz de Tenerife

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias está elaborando un protocolo de prevención e intervención ante riesgo suicida detectado en instituciones educativas.

El objetivo es articular las acciones que deben tomarse ante la detección de riesgo suicida por parte de los profesionales del ámbito educativo, en coordinación con el Servicio Canario de la Salud (SCS), detalla Sanidad en un comunicado.

El SCS está implementando diversas acciones con el objetivo de prevenir el riesgo suicida, como por ejemplo la incorporación de psicólogos clínicos en la red de Atención Primaria para reforzar la actividad de Salud Mental en el ámbito comunitario.

Asimismo, se ha iniciado un protocolo de atención a pacientes con riesgo o conducta suicida en los servicios de Urgencias hospitalarios.

Estas acciones forman parte del Programa de prevención de la conducta suicida en Canarias, documento elaborado por los servicios de Salud Mental y de Promoción de la Salud del SCS.

El programa forma parte del Plan de Salud Mental de Canarias 2019-2023, que cuenta con una línea específica dedicada a la prevención del suicidio.

Está concebido como un documento guía donde se recopilan las acciones a realizar para conseguir el objetivo de minimizar el riesgo suicida en Canarias, recomendaciones para su desarrollo, los departamentos responsables, los recursos necesarios para realizar dichas acciones y la evaluación de las mismas.

Para la redacción de este documento se ha contado con la implicación de todos los profesionales que han conformado un grupo de trabajo que incluyó a profesionales de Salud Mental, Salud Pública, Atención Primaria, Educación y Servicios Sociales, detalla Sanidad en el comunicado.

Según los datos disponibles validados y consolidados del Instituto Nacional de Estadística y el Instituto Canario de Estadística, 208 personas se suicidaron en Canarias en 2020, lo que supuso una tasa de 9,56 por 100.000 habitantes.

En el contexto de la Unión Europea las tasas de suicidio españolas están por debajo de la media con una media de 10,33 suicidios por cada 100.000 habitantes en la UE (dato de 2017).

La ratio entre hombres y mujeres en 2020 fue de 3,2/1; es decir, que por cada mujer que se suicida hay tres hombres que lo hacen. Una proporción similar a la de los países occidentales.

La franja de edad de más de 79 años fue la de mayor tasa de suicidio en 2020 con 17,73 por 100.000 habitantes, seguida del rango de 70 a 79 años con una tasa del 16,83 por 100.000 habitantes.

La Consejería de Sanidad desarrolla acciones preventivas en diversas áreas, entre las que destaca la labor formativa dirigida a profesionales de diferentes ámbitos, como Atención Primaria, Salud Mental o Drogodependencias.

También se ha puesto en marcha un mecanismo para la evaluación e intervención en Atención Primaria.

En lo que se refiere al ámbito clínico, el SCS cuenta con profesionales capacitados para detectar y abordar la conducta suicida, tanto en los centros de Atención Primaria como en los recursos especializados de la Red de Salud Mental, detalla en el comunicado.

Además, el pasado mayo comenzó a funcionar la línea de atención telefónica 024, de prevención de la conducta suicida, por parte del Ministerio de Sanidad, que atiende a la población de todas las comunidades autónomas.

La Línea 024 está en funcionamiento las 24 horas del día, los 7 días de la semana, todos los días del año.

Es gratuita, accesible, inmediata, confidencial y está atendida por personas expertas, para dar apoyo a personas con conductas suicidas, familiares y allegados e intervenir, en el caso de ser necesario, en situaciones complejas de alto riesgo, subraya Sanidad.

Durante 2021 y 2022 se han llevado a cabo diversas acciones formativas con profesionales de la Red de Atención a Adicciones y de la Red de Atención Primaria y se han celebrado tres ediciones del curso en línea de Promoción, Resiliencia y Abordaje de la Salud Mental destinado a profesionales sanitarios del SCS.

Asimismo, antes de que finalice el presente año se realizarán acciones formativas orientadas a profesionales de medios de comunicación y a sanitarios del 112 y de los servicios de Urgencias hospitalarios.

Además, se ha difundido un documento técnico con recomendaciones dirigido a diversas consejerías e instituciones no sanitarias para la mitigación de los efectos de la pandemia entre profesionales de estas áreas.

También se ha actualizado este año la herramienta para consulta en Atención Primaria para una mejor atención de las personas con riesgo suicida y se han puesto en marcha campañas informativas de prevención del suicidio dirigidas a la población general.

El Programa de prevención de la conducta suicida en Canarias ha sido valorado como el documento planificador de mayor calidad en España por el estudio 'Contención del suicidio en España: evaluación del diseño de las políticas y Planes de Salud Mental de las Comunidades Autónoma', publicado en la revista Gestión y Análisis de Políticas Pública.

El estudio incluye una evaluación objetiva de correspondencia con los 12 parámetros de calidad que establece por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la planificación en prevención del suicidio.

En este análisis, Canarias encabeza el ranking, junto con Cataluña, obteniendo la puntuación máxima, con un 92 por ciento de adscripción a estas recomendaciones de la OMS, con un grado de correspondencia de 11 sobre 12 de los parámetros de calidad fijados.

El Día Mundial de la Prevención del Suicidio se conmemora este año bajo el lema 'Cómo se puede ayudar a alguien que está pensando en quitarse la vida', y se plantea como una oportunidad para concienciar y movilizar a la población acerca de la prevención del suicidio.

Esta campaña de difusión está orientada a concienciar sobre el problema del suicidio, así como a orientar a las personas sobre cómo actuar ante la sospecha de que otra persona esté teniendo ideas de suicidio y riesgo suicida.

Los aspectos básicos incluyen cómo ofrecer apoyo y qué preguntas formular para buscar señales de alerta y actuar si se requiere ayuda inmediata.