Foto de archivo de alumnado en un colegio de la capital grancanaria. / c7

La prolongada caída de la natalidad vacía los colegios canarios: la matrícula baja un 17% en diez cursos

El viernes inician las clases 32.952 escolares de segundo ciclo de Infantil y 79.006 de Primaria, 22.712 menos que en 2013

TERESA ARTILES Las Palmas de Gran Canaria

El próximo viernes inician las clases en los colegios públicos canarios 22.712 escolares menos de Infantil y Primaria que en el curso 2013-14, lo que supone una caída del 16,8% en diez años.

Los datos provisionales de la Consejería de Educación de la matrícula del curso que ya empieza -todavía no hay de la concertada y la privada- evidencian el impacto de la sostenida caída de la natalidad en la última década en el archipiélago, del 24,3% entre 2011 y 2020.

Las etapas educativas de edades más tempranas son donde impacta el descenso del número de nacimientos y en diez cursos el segundo ciclo de Infantil tiene 8.302 niños y niñas menos, lo que supone una caída del 20,1% de la matrícula. Este año cursarán esta etapa 32.952 escolares en los centros públicos canarios, según los datos provisionales de Educación, y la caída respecto al año pasado es del 3,27%.

E n Primaria el viernes vuelven al cole 79.006 estudiantes en la enseñanza pública. Son 14.410 menos que en el curso 2013-14, lo que supone un descenso de la matrícula del 15,4%. Respecto al año pasado la caída es del 1,45%.

En los colegios canarios inician este año su escolarización en el segundo ciclo de Infantil los niños y niñas que nacieron en 2019 y terminan primaria quienes lo hicieron en 2011. En este intervalo de años la natalidad bajó en Canarias un 18,8%. Aunque el descenso de matrícula se amortigua algo por la llegada de estudiantes extranjeros, lo previsible es que la bajada en estas etapas se acentúe los próximos cursos, ya que la natalidad lleva dos años marcando mínimos históricos y acelerando su desplome.

La enseñanza pública acoge a la gran mayoría del alumnado de Canarias. Con datos del curso pasado, de los 277.541 estudiantes de Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato, 209.515, el 75,4%, acudieron a centros públicos, 50.624, el 18,2%, a concertados, y 17.402 a privados, el 6,27%.

Más en los institutos

Donde el número de estudiantes sigue aumentando de momento, aunque muy poco, es en los institutos. Según los datos provisionales de Educación el lunes 12 de septiembre inician sus clases en centros públicos 66.136 estudiantes de la ESO, 566 más que el curso anterior. En estas enseñanzas la matrícula ha estado estable y en diez años el aumento ha sido del 1,4%.

En Bachillerato las cifras provisionales hablan de una matrícula de 29.619 estudiantes en la enseñanza pública. Son 1.672 más que el año pasado, pero Educación prevé que la cifra final sea menor. Tomando como referencia los datos definitivos del curso pasado, en esta etapa la matrícula en los centros públicos ha subido un 7,8% respecto al de 2013-14.

Donde ha habido un salto importante de la matrícula es en la Formación Profesional. Este curso aún no hay una cifra de estudiantes cerrada, pero se prevé que sea mayor a los 43.806 del curso pasado (incluye también concertados y privados, el 5,5% del total). Respecto a 2013, la subida de la matrícula es del 16,2%.

Dentro de estas enseñanzas, el curso pasado 23.970 estudiantes estaban en un ciclo superior, por 16.491 en uno de grado medio y 3.345 en la FP Básica.

La consejera canaria de Educación, Manuela Armas, afirma que estas enseñanzas «se han ido posicionando» hasta tal punto que muchos estudiantes las cursan después de realizar un grado universitario. Y destaca la oferta cada vez mayor de FP dual, que combina formación en los centros educativos y en las empresas con la actividad práctica.

En el curso 2022-23 habrá 202 grupos con esta modalidad, por 122 del año pasado, incide Armas, y el número de empresas que participan en este aprendizaje «son 275 más», un dato que pone en valor por la singularidad de la economía canaria, que concentra la mayor parte de su actividad en el sector servicios. «Es importante también que se ha potenciado el emprendimiento, con 26 aulas más», añade la consejera.

Caída desigual

Al igual que las cifras de natalidad -y de población-, el descenso del alumnado en los colegios es desigual en el archipiélago: impacta más en las zonas rurales y del norte y en las islas sin un sector turístico potente. Por contra, se mantienen o incluso aumentan «en los sures», señala la consejera Armas.

La responsable política afirma que la bajada de la matrícula es la consecuencia lógica del descenso de natalidad y cree hay que favorecer las condiciones para que las familias que quieren tener hijos lo puedan hacer. Desde su departamento, mejorando la conciliación o haciendo que los centros tengan servicios complementarios como comedores o transporte que ayuden a las familias.

Primer ciclo de Infantil

También menciona la apertura de los centros para el alumnado de dos años. Este año ofertan el primer ciclo de Infantil, por primera vez, 34 colegios. «Empezamos poniendo estas 34 aulas donde no había nada o la oferta era mínima, y esta es la dinámica que vamos a seguir, pero el objetivo final es que la escolarización de dos años esté totalmente normalizada», afirma.

Sin embargo, la consejera rechaza que todos los colegios que se vacían tengan que incorporar esta etapa educativa temprana. Armas pone como ejemplo de reconversión de los centros que se quedan vacíos el colegio Guiniguada, en el Risco de San Nicolás de la capital grancanaria. «En su momento se hizo para 500 estudiantes y ahora tenía diez, cinco del barrio y cinco de otras zonas, y nos hacían falta aulas enclave, porque donde se ubicaban estaban muy apretados y no reunían las condiciones, y hemos puesto en el Guiniguada estas aulas de tránsito a la vida adulta. Hay muchas situaciones diferentes y hay que optimizar los recursos públicos», sostiene.