Imagen de archivo del Colegio de Educación Infantil y Primaria Guiniguada. / C7

San Nicolás se mueve para evitar el cierre del Ceip Guiniguada

La asociación Cofiris recogerá firmas contra una medida que dice toma Educación ante la falta de alumnos en un centro en el que «no oferta plazas»

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

«No han aceptado ninguna de las propuestas que hemos hecho para mantener abierto el colegio», se queja Israel Medina, presidente de la asociación vecinal y cultural Cofirisdel risco de San Nicolás, al hablar de «la lucha» que mantiene desde 2017 junto a padres y madres del Ceip Guiniguada para evitar un cierre que asegura Educación ya ha anunciado de cara al próximo curso.

«El miércoles pasado responsables de la Inspección Educativa y de la Consejería de Educación les comunicaron a los padres que el centro cierra por el historial de matrículas, es decir, por falta de alumnos, y que les buscarán plazas en los centros que ellos elijan», señala el portavoz vecinal.

«Pero es Educación la que no oferta plazas», critica en referencia a que «en la página de la Consejería desde el curso 2017-2018 aparece que el centro no tiene plazas vacantes ni para Infantil ni para Primaria».

Ante esta situación, Medina dice que desde la entidad que preside van a iniciar una acción de recogida de firmas para evitar el cierre del colegio y también «vamos a manifestarnos».

Añade que desde Cofiris han tratado sin éxito buscar soluciones para mantener abierto «el único centro público que hay en una zona en la que tenemos cinco colegios concertados», y que cuenta con una instalaciones amplias que considera que «no se han aprovechado en la medida de sus posibilidades»

Así, recuerda que sus peticiones de incrementar el número de alumnos y de profesores en un colegio que e n estos momentos no supera los 40 escolares no han sido atendidas.

Apunta que tampoco prosperó la reclamación de implantar Secundaria en el centro con el objetivo de mantener al alumnado y crecer con estudiantes del entorno, para lo que incluso se impulsó una campaña de captación por parte de los padres y madres y en la que colaboró Cofiris.

Medina lamenta que se haya descartado convertir el colegio Guiniguada en un Centro de Educación Obligatoria (CEO) pues recuerda que «tiene 24 aulas, laboratorio, gimnasio, aula de psicomotricidad, biblioteca, comedor y transporte, incluso un aula de Infantil preparada para alumnos de 0 a 3 años».

Además, señala que no se oponen «a que el centro acoja otras enseñanzas como FP, pero que no se vayan los niños que están». Y apunta que los padres del alumnado de las Aulas Enclave -que atienden necesidades educativas especiales- «son los que más rechazan el cierre».

«No sé qué intereses hay detrás», dice Medina sobre el cierre de un centro que asegura tampoco ha tenido el apoyo del área de Educación del Ayuntamiento. «Tanto el Ayuntamiento como el Gobierno de Canarias son los culpables», señala el portavoz de la entidad vecinal y cultural.