Principales puntos de la reforma educativa de Celaá

21/11/2018

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, tiene ya acabado el borrador del anteproyecto de ley con el que quiere modificar la LOE, en cuanto a los puntos que se habían modificado con la Lomce y que, a su juicio, eran "lesivos" para la educación.

A través de 69 páginas, el borrador del anteproyecto de Ley Orgánica por el que se modifica la Ley Orgánica 2/2006 de Educación busca volver a los "planteamientos diferentes acerca de la educación que deben necesariamente convivir en un sistema democrático y plural" y con las que, a juicio de Celaá, acabó la Lomce.

"La finalidad de esta Ley no es otra que establecer un renovado ordenamiento legal que aumente las oportunidades educativas y formativas de toda la población española, que contribuya a la mejora de los resultados educativos del alumnado, y satisfaga la demanda generalizada en la sociedad española de una educación de calidad para todos", fija el texto.

Sin embargo, quitar peso a los centros concertados y a la asignatura de Religión o dejar en manos de las comunidades autónomas con lengua cooficial la proporción del uso del castellano, ya han recibido las críticas de parte de la comunidad educativa.

De aprobarse, la nueva ley tendría un artículo único con 83 puntos y varias disposiciones transitorias.

Estas son los principales puntos que propone la ministra:

- Lengua castellana y lenguas cooficiales. Las Administraciones educativas fijarán la proporción del uso de la lengua castellana y la lengua cooficial como lengua vehicular, así como las materias que deban ser impartidas en cada una de ellas, pudiendo hacerlo de forma heterogénea en su territorio.

- Educación en Valores Cívicos y Éticos. En cursos de Primaria y Secundaria. Con especial atención al conocimiento y respeto de los Derechos Humanos y de la Infancia y a la igualdad entre hombres y mujeres.

- Centros concertados. Se elimina la "demanda social" para la oferta de estos centros. Se establece que la programación debe asegurar la existencia de plazas públicas suficientes, una vez considerada la oferta existente de centros públicos y privados concertados. Corresponde a las comunidades el desarrollo del régimen de conciertos a partir de la regulación general establecida por el Gobierno.

- Repetición de curso. Si en algún caso se considera que un alumno debe permanecer un año más en el mismo curso, se organizará un plan específico de refuerzo para que pueda alcanzar el grado de adquisición de las competencias básicas correspondientes. Esta decisión solo se podrá adoptar una vez durante las etapas y tendrá, en todo caso, carácter excepcional.

- Evaluaciones de diagnóstico a final de etapa de las competencias básicas alcanzadas por su alumnado. Tendrán carácter informativo, formativo y orientador para los centros, para las familias y para el conjunto de la comunidad educativa.

- Religión. No se tiene que ofertar en Bachillerato.

- Título de Secundaria. Permitirá acceder al Bachillerato, a la FP de grado medio y, superando la prueba correspondiente, a los ciclos de grado medio de artes plásticas y diseño y a las enseñanzas deportivas de grado medio; asimismo permitirá el acceso al mundo laboral. Quienes cursen Secundaria y no obtengan el título recibirán una certificación oficial en la que constará el número de años cursados y el nivel de adquisición de las competencias básicas.

- Bachillerato. Se contempla la posibilidad de que, excepcionalmente, el equipo docente pueda decidir la obtención del título de Bachiller por el alumno que haya superado todas las materias salvo una, siempre que se considere que ha alcanzado los objetivos vinculados a ese título.

También oídas las comunidades, se fijarán las condiciones en las que los alumnos puedan realizar el Bachillerato en tres cursos, en régimen ordinario, siempre que sus circunstancias personales, permanentes o transitorias, lo aconsejen.

- Enseñanzas. Los contenidos básicos de las enseñanzas mínimas requerirán el 55 % de los horarios escolares para las comunidades autónomas que tengan lengua cooficial y el 65 % para aquellas que no la tengan. Además, se podrán establecer currículos mixtos del sistema educativo español y de otros sistemas educativos, conducentes a los títulos respectivos.

- Admisión alumnos. Cuando no existan plazas suficientes se tendrán en cuenta, entre otros temas, las familias monoparentales, la condición de víctima de violencia machista o terrorismo.