Los sindicatos urgen a Educación a planificar ya el próximo curso

La Consejería sigue sin convocar las comisiones de trabajo que iban a constituirse a mitad de junio para abordar la vuelta a clase en septiembre. La nueva responsable del área, Manuela Armas, quiere que antes se terminen las inspecciones a los centros para conocer sus carencias

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO

Las centrales sindicales más representativas en Educación siguen esperando que la Consejería les convoque para trabajar en el diseño del próximo curso escolar. El exconsejero José Antonio Valbuena anunció en el Parlamento canario la creación de varias comisiones de trabajo subdivididas es subcomisiones para planificar la vuelta a las aulas el pasado 10 de junio. La idea, dijo entonces, era que esas comisiones echaran a andar la semana del 15 de junio. Desde entonces la Consejería ha vuelto a cambiar de manos, con la entrada de una nueva responsable, Manuela Armas, pero nada se sabe de esas comisiones.

Precisamente el pasado sábado Armas acudió ala reunión del Consejo Escolar donde se presentó. «Fue un acto protocolario porque no estaba previsto en el orden del día», señala Gerardo Rodríguez, representante del STEC en el Consejo Escolar. Por eso, explica, solo pudieron recordarle que el STEC ya había recordado en las mesas sectoriales lo que demandaban para la organización del nuevo curso escolar.

«Yo en particular le recordé que se habían comprometido a constituir y convocar comisiones de trabajo con miembros de los distintos sectores de la comunidad educativa para trabajar en la organización y planificaciones del próximo curso escolar, y visto lo poco que falta para septiembre, nos preocupaba no tener ninguna información ni noticia de estas comisiones», afirma José Ramón Barroso, secretario de Educación de CC OO Canarias. Según el representante sindical, Armas reconoció que la Consejería se había comprometido a ello y «lo van a hacer», pero antes de que se convoquen estas mesas de trabajo «están previamente estudiando las condiciones en las que se encuentra cada centro para poder contar con toda la información en esas comisiones».

«Espero que así sea y nos convoquen pronto», añadió Barroso.

Gregorio Rodríguez, desde el STEC, insiste es que es necesario, además, hablar del presupuesto de la Consejería para el próximo año, cuentas que se empiezan a preparar en septiembre. «En esta situación», en referencia a las precauciones que hay que mantener debido a la pandemia por covid-19, es necesario «contar con una partida presupuestaria mayor porque hay que ampliar plantillas y habilitar espacios». Este año el presupuesto de Educación era el 3,8% del Producto Interior Bruto (PIB) canario, esto es, 1.870 millones de euros, lo que a juicio del STEC es insuficiente.

También reclama planificar el próximo curso desde ya el sindicato ANPE Canarias. Para esta central es imprescindible «que se convoque el comité sectorial de seguridad y salud laboral para planificar la vuelta a las aulas el próximo curso». Desde ANPE «se urge a la Administración a convocar con urgencia a los sindicatos y a activar el comité sectorial de seguridad y salud laboral para avanzar en las instrucciones de apertura de los centros».

ANPE también entiende que falta profesorado en las islas, aunque no lo ha cuantificado. CC OO en el nivel nacional sí ha calculado que harían falta algo más de 343 millones de euros más en Educación para contratar a otros 8.000 docentes. Sin embargo, solo en Canarias, según la Plataforma del 5% por la Educación, estima que haría falta entre 3.500 y 4.500 docentes más, en función de las nuevas ratios que deben adoptarse por el coronavirus que reducirían el número de estudiantes en las aulas entre 15 y 20.