Los sindicatos insisten en bajar las ratios a 15 estudiantes por aula

13/06/2020

La representación del profesorado en Canarias cree que las medidas que presentó el Ministerio para el inicio del curso en septiembre necesitan más «claridad». Las universidades confían en que su estudiantado pueda acudir a las facultades .

Los sindicatos docentes con representación en la educación en Canarias, STEC, ANPE y CC OO coincidieron ayer en señalar la necesidad de que se bajen las ratios a 15 estudiantes por aula no solo para mejorar la calidad de la enseñanza sino para mantener, en septiembre, la distancia de seguridad adecuada entre el alumnado. El jueves el Ministerio de Educación dio a conocer unas directrices en las que se permitirá hasta 4º de primaria la organización de grupos «burbuja» de convivencia de hasta 20 estudiantes, mientras para el resto de las etapas educativas se mantienen las ratios legales (25 en primaria, 30 en secundaria y 35 en bachillerato).

STEC y CC OO coincidieron, además, en señalar que el borrador presentado por la ministra Isabel Celaá volvía a ser «como siempre», es decir, un documento que no aborda «cuestiones concretas», que es lo que demandan docentes y familias para saber que el próximo curso escolar se desarrolla en condiciones de seguridad sanitaria al tiempo que se puede ofrecer una enseñanza de calidad.

Las centrales sindicales también consideran que es imprescindible aumentar las plantillas docentes para el próximo curso y recuerdan que ya, en una situación pre-covid, la enseñanza en Canarias tenía déficit de profesorado de 1.500 docentes

«No sería necesario duplicar las plantillas, eso sería inviable, pero haciendo un cálculo a la baja necesitaríamos al menos entre 3.000 y 4.000 docentes más», señaló María Perera, presidente de ANPE Las Palmas.

Para Emilio Armas, portavoz del STEC, habría que acordar definitivamente las ratios del alumnado el curso que viene para hacer un cómputo sobre el personal docente con el que habría que contar. Y, además, añade, seguramente también habría que ampliar la plantilla del personal de administración y servicios.

El consejo provisional de Educación, José Antonio Valbuena, señalo esta semana que de los 2.0000 millones que el Gobierno de España repartirá entre las comunidades para dedicarlos a educación a Canarias podrían llegar 9 millones. Una cifra que celebran los sindicatos docentes, pero que consideran a todas luces insuficiente para paliar la situación educativa en las islas.

«Es totalmente insuficiente. Tendrían que invertirse 7.800 millones de euros en todo el sistema educativo español. Nos faltarían 2.000 millones. «Es imprescindible que se amplíen las plantilla, hay que dar más refuerzo y adaptar los currículos de otra manera, para que sirvan para un sistema mixto -presencial y telemático-, hay que invertir en formación del profesorado y dar ayudas a las familias», relata José Ramón Barroso (CC OO).

Fernando Pellicer (STEC) abunda en que el próximo curso va a ser «muy complejo», y que no se podrá organizar «de arriba a abajo» sino teniendo en cuenta a toda la comunidad educativa.

Valbuena aseguró el miércoles en el Parlamento de Canarias que «el lunes o el martes» crearía una comisión general que se organizaría en subcomisiones para abordar la vuelta a las aulas en septiembre. Los sindicatos esperan contar con un plan que evite que, si hay un brote y se vuelve a la enseñanza telemática, suceda como este curso, en el que no se había tenido en cuenta la brecha digital ni las herramientas necesarias para este tipo de formación.