La ULPGC aprueba los cambios para concluir el curso

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) ha aprobado por unanimidad las nuevas medidas de evaluación para finalizar el curso académico 2019-2020 como consecuencia del estado de alarma por la pandemia de coronavirus.

EFE / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Según ha informado la ULPGC en un comunicado, el rector, Rafael Robaina, ha presidido la reunión telemática de carácter extraordinario en la que se ha aprobado este documento sobre el que se trabaja desde hace tres semanas.

El documento ha contado con las aportaciones de representantes de estudiantes y personal docente e investigador, así como de los centros docentes y persigue que los alumnos no se vean perjudicados por la situación, indica la nota.

El vicerrector de Coordinación y Proyectos Institucionales, José Miguel Doña, ha explicado que es un documento marco en el que todos los centros tienen que verse representados, con las características propias de cada uno, departamentos y asignaturas.

El documento prevé dos escenarios para la evaluación de asignaturas, prácticas y trabajos fin de título: uno en el que se permita cierta presencialidad con aforos reducidos en junio o julio y otro en el que eso no sea posible.

Además, incluye un preámbulo con consideraciones generales, normas para la evaluación de estudiantes de movilidad, la modificación de los proyectos docentes para adaptar las normas de evaluación y una modificación puntual del calendario académico 2019-2020, con flexibilidad para que pueda dar respuesta a las diferentes necesidades de los centros.

Las consideraciones generales que plantea el documento se refieren a la flexibilidad para que cada centro adopte las decisiones de acuerdo a sus necesidades y a la claridad en los derechos y deberes de cara a la evaluación, por lo que las modificaciones en la evaluación de las asignaturas deben ser aprobadas en las respectivas comisiones de asesoramiento docente.

Además, cuando sea necesario se facilitará el uso de la herramienta Turnitin para garantizar la autenticidad de trabajos y exámenes y evitar la copia fraudulenta de contenidos, según el documento, que incluye la solicitud al Consejo Social de la suspensión por este curso de las normas de progreso y permanencia.

Por lo que se refiere a los estudiantes que únicamente tengan pendientes las prácticas externas, podrán defender sus trabajos de fin de título antes de haberlas finalizado, y se dejará constancia de la calificación emitida por parte del tribunal evaluador en el documento que corresponda y en el momento de la celebración de dicha prueba.

Así mismo, a los estudiantes en disposición de titular (aquellos que tengan pendientes exclusivamente las prácticas externas y/o el TFT y estén en disposición de finalizar sus estudios en la convocatoria extraordinaria), se les permitirá continuar sus estudios y, si ese fuera su deseo, matricularse, de manera provisional, en títulos de Máster de la ULPGC en el curso 2020-21. El Máster Universitario en Abogacía queda excluido de esos cambios por estar sujeto a normativa que lo impide expresamente.

Según el comunicado, cuando sea posible cierta asistencia a las aulas en junio o julio, se podrán realizar exámenes presenciales manteniendo la distancia mínima de seguridad entre personas; así como si es posible, las prácticas y los trabajos fin de título.

En caso de no ser posible, se optará, cuando sea factible, por la evaluación continua y sin exámenes, sin que corra la convocatoria, y cuando no, se realizarán pruebas y exámenes telemáticos con modificación y publicación de los criterios de evaluación en los proyectos docentes para conocimiento del alumnado.

En cuanto a las prácticas, el documento establece distintas opciones según el porcentaje que se haya podido efectuar y, en el caso de que sean obligadas las presenciales, se propone permitir que los estudiantes puedan proseguirlas durante el primer trimestre del próximo curso 2020-2021 sin tener que volver a pagar la matrícula.

Para los trabajos fin de título, en aquellas titulaciones de grado en las que su defensa oral no sea obligada por alguna norma, se podrá suspender esta modalidad de defensa y modificar los criterios de evaluación, si bien los estudiantes que quieran alcanzar la máxima calificación podrán defender su trabajo de forma telemática.

Esta adaptación no se aplica al caso de los másteres por estar recogido en la normativa la obligatoriedad de defensa pública y oral.

En cuanto a los estudiantes acogidos a un programa de movilidad, tendrán derecho a una evaluación no presencial dentro del período señalado para la respectiva convocatoria, y no podrán verse perjudicados por no poder asistir presencialmente a una prueba, dadas las restricciones impuestas a viajes y traslados.

El Consejo de Gobierno aprobó también el cambio de denominación de un máster nuevo para el próximo curso, que tendrá el nombre definitivo de "Máster Universitario en Aprendizaje Integrado de Contenidos en Lengua Extranjera (Inglés)" por la Universidad de La Laguna y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.