La consejera de Educación. Manuel Armas (centro) y el director de persona, Fidel Trujillo (3d) con los representantes de los sindicatos docentes. / EFE

Acuerdo por la educación en Canarias: «Estamos cansados de estar entre los últimos de la cola»

«Nadie se va a quedar atrás», dice la consejera, Manuela Armas, tras firmar con los sindicatos la contratación de 1.600 docentes para el próximo curso. La diversidad y la igualdad, los objetivos

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno canario y la representación de los sindicatos docentes firmaron ayer un «magnífico acuerdo» que abunda en «cumplir dos de los objetivos de las diez líneas estratégicas que nos habíamos impuesto: el aumento de las plantillas y la mejora de la calidad del sistema educativo», dijo ayer la consejera de Educación, Manuela Armas, en la rueda de prensa que ofreció en Santa Cruz de Tenerife. Armas añadió que el Gobierno sabe que la educación en las islas requiere mejoras «porque ya estamos cansados de ser los últimos por la cola».

Con este acuerdo la Consejería de Educación se ha comprometido a contratar a 1.600 docentes para el próximo curso, que sumados a los que ya se contrató el año pasado significa que «en dos años se incorporan más de 2.600 docentes al sistema educativo canario».

« Desde que llegué a esta Consejería sabíamos que mejorar la Educación debía ser un objetivo común y entendíamos que necesitaba muchas mejoras», reconoció Armas, quien agradeció a las centrales sindicales su apoyo e implicación en la negociación para acordar los criterios de contratación del nuevo profesorado.

La nueva plantilla docente irá destinada fundamentalmente a la atención a la diversidad y a mitigar las desigualdades dentro del sistema educativo canario. «Se ha actualizado el catálogo docente de Infantil y Primaria que no se hacía desde 2002, aumentado la atención a alumnado vulnerable, se bajan las ratios en los niveles clave y todo eso va a permitir cumplir con atender a la equidad y la igualdad y que nadie se quede atrás», abundó la consejera y, quien , añadió, que también «se mejoran las condiciones del personal».

« Hoy [por ayer] es un día importante para nosotros, para la sociedad canaria en general y para el sistema educativo de Canarias», afirmó Manuela Armas. «Tenemos que seguir dando pasos, todavía no está todo hecho, pero el objetivo común es poner al sistema educativo de Canarias en una de las mejores posiciones. Estamos cansados de estar entre los últimos de la cola. Vamos mejorando bastante y hemos logrado quitarnos esa mancha de encima. Hoy es un momento muy agradable», abundó.

Necesario, pero insuficiente

Desde la Federación de Enseñanza de CCOO Canarias celebraron también ayer el acuerdo. « Supone un gran paso para la mejora de la calidad y la equidad del sistema educativo en las islas. Pero, siendo un acuerdo necesario, resulta insuficiente», resaltaban en un comunicado.

ANPE, por su parte, también confía en que el acuerdo « constituya un primer paso para una reducción generalizada de las ratios alumnado docente en las aulas de las islas» y reconocen que hubiesen preferido que la rebaja de las ratios fuera más notable. No obstante, «consideramos que, gracias a la negociación sindical, se da un paso muy importante en esta dirección», añade en la nota de prensa. Además recuerdan que el acuerdo contempla una cláusula mediante la cual «la Administración se compromete, a través de la comisión de seguimiento del acuerdo, a estudiar la viabilidad de acometer un plan de bajada generalizada de ratios a medio plazo».

El acuerdo firmado ayer fue suscrito por la Consejería de Educación y representantes sindicales de ANPE Canarias; STEC-IC; la Federación de Enseñazas de CCOO Canarias; Docentes de Canarias-Insucan (DCI); UGT-Servicios Públicos Canarias; y Unión Sindical de Profesores de Secundaria-Sindicato de Empleados Públicos de Canarias (USPS-SEPCA).

Momento de la firma del acuerdo. La consejera, Manuela Armas, y representantes sindicales. / EFE

El aumento de la plantilla posibilitará «igualarnos con la media española en los resultados PISA»

El director General de Personal, Fidel Trujillo, agradeció ayer la «disponibilidad de los sindicatos para llegar a este acuerdo» que permitirá contratar a más de 1.600 docentes para el próximo curso. «El sistema educativo canario debe ser más equitativo y nuestro objetivo es en favor de la equidad, lo que incluye ocuparse de los centros más desfavorecidos. En eso se basan estos acuerdos que insisten en la atención a la diversidad. Hasta ahora los resultados PISA de Canarias estaban bastante por debajo de la media nacional. Y lo dotamos con mayores recursos para igualarnos con la media con respecto a España», abundó Trujillo.

Con este acuerdo se determinan las plantillas correspondientes al Cuerpo de Maestros y Maestras. Además, se señala que el horario lectivo del personal docente se rebaja de 25 a 23 horas y que esas dos horas que se reducen son de obligada permanencia en el centro para destinarlas a actividades de coordinación de carácter pedagógico, así como al desarrollo y seguimiento de los proyectos educativos que cada centro lleve a cabo y que se reflejarán en su proyecto de gestión. También se acordó la mejora de las dotaciones de los recursos humanos para la configuración de las plantillas orgánicas de la especialidad de Orientación Educativa. El acuerdo contempla también la mejora de las dotaciones de los recursos humanos en la especialidad de Pedagogía Terapéutica y en el caso de Audición y Lenguaje, ambas clave en la atención a la diversidad. Los colegios tendrán nuevas ratios al tiempo que se eliminarán los grupos mixtos en el primer y segundo ciclo de Primaria progresivamente. Y para «compensar las desigualdades en los centros con indicadores socioeconómicos y culturales más desfavorables, las dotaciones de recursos humanos se verán incrementados tomando como referencia el Índice Social, Económico y Cultural (ISEC) de la Agencia Canaria de Calidad y Evaluación Educativa.