Educación ultima el protocolo de las escuelas infantiles para que abran el lunes

03/06/2020

Los responsables de la Consejería mantendrán hoy una reunión con el sector para explicar la orden que prevé publicarse esta semana y que contiene las directrices sanitarias de la reapertura de los centros para niños y niñas de 0 a 3 años

La entrada en la fase 2 de la desescalada permitía la apertura del primer ciclo de educación infantil de 0 a 3 años. Sin embargo, desde el 25 de mayo, son pocas las escuelas canarias de esta etapa que se han atrevido a reanudar la actividad sin una contar con una autorización explícita de la Consejería de Educación del Gobierno regional y, sobre todo, sin unas directrices claras de las condiciones de seguridad e higiene a aplicar para prevenir el coronavirus en las aulas.

Este documento, que ha mantenido en vilo a los responsables de estos centros públicos y privados y, principalmente, a los progenitores de niños de estas edades, se prevé publicar en breve con la intención de que estos centros puedan abrir a partir del lunes, según anunció ayer el consejero de Educación del Ejecutivo regional, José Antonio Valbuena.

«Esta semana estará listo el documento para que las escuelas no solo abran sus puertas hasta el 19 de junio sino en los próximos meses, lo que supondrá un alivio para la conciliación familiar», indicó el titular de Educación ante las cámaras de Televisión Canaria.

El consejero señaló que mantendrá hoy en Tenerife una reunión con el sector en la que explicará los puntos básicos de un documento cuyo borrador dejó preparado el equipo de la exconsejera, María José Guerra, y en el que están trabajando los técnicos de la Consejería de Sanidad.

Julia Martel, responsable de Educación y Mujer de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA Canarias), aprovechará la ocasión para expresar los problemas que se ciernen sobre el sector. «Nuestro interés van en tres líneas; acceder al protocolo, pedir una prestación económica para el sector según el porcentaje de alumnos que no puedan acceder alas aulas y pedir que se pongan en marcha las ayudas a la familia para escolarización temprana».

Martel manifestó su preocupación ante la posibilidad de que la ratio de menores por aulas y educador haga inviable el sostenimiento económico de las escuelas. Además, recordó que el Ministerio de Sanidad limitó el uso de los centros del primer ciclo de educación infantil a las familias en las que los progenitores trabajaran fuera de casa. «Eso reduciría en un 15 o un 20% el alumnado», señaló la empresaria y educadora.

Respecto a la posibilidad de reabrir el lunes, Martel dijo que la mayoría de las escuelas infantiles isleñas han preparado sus instalaciones en base a sus propios planes de prevención frente al covid-19 para garantizar la entrada escalonada a los centros, la toma de temperatura en el acceso y otras cuestiones básicas.

A la cita de mañana, realizada a petición de ATA Canarias, están convocados los representantes de la Asociación de Centros Infantiles Tenerife (Acinte), la Asociación de Centros de Educación Infantil de Las Palmas (Aceilas), Educando y Plataforma AEI.