Alumnado de un colegio de la capital grancanaria en el primer día de clase del curso 2021-22. / JUAN CARLOS ALONSO

Educación publica el protocolo covid del próximo curso: la nueva normalidad se asienta en las aulas

Los comedores, únicos lugares donde los grupos de Infantil y Primaria no podrán interactuar. El documento puede cambiar si la pandemia empeora

T.A. Las Palmas de Gran Canaria

Si la pandemia no empeora de forma drástica, los centros educativos volverán a tener en septiembre un inicio de curso dentro de la normalidad tras los dos últimos marcados por fuertes medidas restrictivas. Entre ellas estaban los grupos burbuja en los colegios que no interactuaban entre sí, la distancia interpersonal en las aulas de los institutos o la mascarilla obligatoria.

La Consejería de Educación publicó ayer en su web el protocolo de medidas de prevención frente a la covid para el periodo lectivo 2022-23, un documento que recoge medidas que en su mayoría ya se aplicaban al final del curso que acaba de terminar por la supresión de las restricciones en el conjunto de la sociedad.

En Primaria e Infantil el protocolo sigue hablando de grupos de conviviencia estable, pero podrán interactuar entre ellos salvo en el comedor escolar u otros espacios habilitados para ello.

En las clases de 5º y 6º que no se organicen como grupos estables, las normas serán las aplicadas en la ESO y Bachillerato, donde desaparece la distancia interpersonal entre el alumnado, por lo que cabrán más estudiantes en las aulas que en los dos cursos anteriores. Ya no habrá desdobles de grupos y el llamado profesorado covid no será necesario.

El uso de la mascarilla viene determinado por la legislación vigente y posteriores actualizaciones y recomendaciones. Así, no será obligatoria en ningún caso salvo en el transporte escolar. El protocolo insiste en «prevenir la estigmatización» de las personas que, con condiciones de riesgo para la covid o por decisión personal, sigan utilizando las protección «en cualquier entorno del ámbito educativo».

«Ante la mejora de la situación epidemiológica y la experiencia acumulada, sin dejar de tener en cuenta también el impacto emocional sobrevenido y en la actividad lectiva, se considera oportuno la flexibilización de algunas medidas, de forma progresiva y adaptada a la situación epidemiológica», dice el texto del protocolo, que se plantea como un documento «abierto y modificable» en función de la evolución de la pandemia.

Así, «en caso de rebrotes epidémicos» que requiriesen medidas excepcionales para toda la población, el documento «se adaptaría a las nuevas circunstancias», siempre apostando por preservar la presencialidad.

En el actual contexto de fin de restricciones, el protocolo propone «recomendaciones». Se priorizará, en la medida de lo posible, la utilización de los espacios al aire libre para la realización de las actividades educativas y de ocio, ya sea en los patios «o los parques cercanos al centro educativo».

La ventilación de los espacios interiores es una de las medidas clave para evitar contagios, y se plantea la búsqueda de lugares alternativos si determinados espacios no lo permiten.

Las familias podrán acceder a los centros, así como a las reuniones de tutoría individual o colectiva, tal y como ya se aplicaba al final de este curso.

Cada colegio e instituto dispondrá de un protocolo de limpieza y desinfección, «que debe ser más intenso en los baños, espacios de comedor y en las superficies de mayor uso». «En el caso de que se establecieran turnos en las aulas, el comedor u otros espacios, cuando cambie el alumnado, se hará limpieza, desinfección y ventilación entre turno y turno», señala el documento.

Entre las diferentes medidas de higiene personal, se hace hincapié en la limpieza de manos «de forma frecuente y meticulosa».

«Se han diseñado las medidas teniendo en cuenta la situación epidemiológica, la estrategia de vacunación frente a la covid-19, la revisión de la evidencia científica disponible y las lecciones aprendidas» para tener entornos educativos seguros, dice el documento, elaborado conjuntamente con Salud Pública.

Delegado covid

Los centros seguirán teniendo una persona referente para «los aspectos relacionados con la covid y otras enfermedades», que será el director o la directora o la persona en quien delegue.

En los colegios e institutos no habrá ninguna gestión de casos de covid y contactos, situación que se implantó tras el cambio de estrategia de vigilancia de la pandemia a finales de marzo. Cuando un alumno o alumna presente síntomas compatibles con la covid o sea positivo asintomático «se extremarán las precauciones durante diez días utilizando mascarilla quirúrgica».