Imagen de archivo de alumnado de la ESO en un colegio de la capital grancanaria a principios de curso. / JUAN CARLOS ALONSO

Educación publica los borradores de los currículos de la ESO y Bachillerato: «En esencia no cambiarán»

Aunque no son los textos definitivos, el profesorado podrá trabajar con ellos cuando comience el nuevo curso, en septiembre

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

La Consejería de Educación acaba de publicar los borradores de los currículos de la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y de Bachillerato para adaptarlos a la Lomloe o ley Celaá. Unos documentos que esperaban los centros con ansia para poder orientar al alumnado y sus familias en la elección de materias optativas para el próximo curso. Pero aunque sean aún borradores, Gregorio Cabrera, director de Ordenación, Innovación y Calidad, confía en que tras su paso por el Consejo Escolar de Canarias, el último órgano en informar de ellos antes de la aprobación definitiva, «no cambien en la esencia» por lo que con estos borradores ya se podrá trabajar cuando comience el nuevo curso el próximo mes de septiembre.

La publicación en el BOE del Real Decreto que estableció la ordenación y las enseñanzas mínimas de las etapas educativas no universitarias con retraso, a finales de marzo, ha sido uno de los handicaps para que Educación no haya adelantado antes los nuevos currículos, reconoció Cabrera. Pero también, asegura, porque el sistema en Canarias «muy garantista».

Procedimiento

«Los currículos no pueden plantearse por la vía rápida porque afectaría a la calidad del contenido. Es una estructura muy compleja que parte de las comisiones redactoras, que son las personas que elaboran las áreas o materias y es profesorado de aula, que trabaja a partir de las líneas que se trasladan en la Lomloe. Después pasan a comisiones de seguimiento que hacen labores de apoyo, supervisión etc. Después a la comisión de líneas estratégicas, que está formada por personas de reconocido prestigio, de distintos ámbitos, también universitario, que asesoran y supervisan sobre lineas muy transversales del currículo y después pasa por otra comisión que intenta revisar que haya una coherencia en los distintos currículos. Canarias para bien y para mal tiene una estructura muy garantista en los decretos, hay que enviar borradores a todos los órganos de la Administración, al Gobierno, a las consejerías, hay que dar tiempo para las aportaciones. Tiene que pasar por Hacienda, por los servicios jurídicos... Por el Instituto Canario de Igualdad (ICI) y hay pasos que no puedes hacer a la vez, algunos no pueden seguir adelante sin el informe de otros y todo eso se va sumando. Y, por supuesto, tiene que pasar por el órgano estrella, el Consejo Escolar de Canarias, al que se lo enviamos cuando ya es un borrador muy trabajado», añade.

El contenido de Infantil y Primaria será definitivo en el primer trimestre del curso, el resto en el segundo

La previsión de la Consejería de Educación es que durante el primer trimestre del próximo curso se publique el contenido definitivo de los currículos de Infantil y Primaria, que han ido más adelantados y ya tienen el informe del Consejo Escolar de Canarias.

Para el resto de las etapas educativas, la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato, el director de Ordenación, Innovación y Calidad, Gregorio Cabrera, espera que se puedan aprobar en el primer semestre.

No obstante, y para que el profesorado se pueda organizar a la vuelta de las vacaciones e inicie el curso, en septiembre, con los currículos Educación ha publicado los borradores.

«Hemos lanzado las indicaciones e incluso hemos remitido a los centros educativos la previsión del calendario para que puedan trabajar mientras tanto con los textos que tenemos». En ese sentido insistió en que como ya han pasado por diversas procedimientos confía en que los cambios no afectarán a la «esencia» de los borradores.

Cabrera recordó que estos textos también se han publicado tras las reuniones con los diversos colectivos que pedían más horas para sus asignaturas, como el profesorado de dibujo o el de clásicas. Como e recordará estos colectivos, además de Filosofía y de Historia de Canarias, entendieron que sus asignaturas perdían peso en los nuevos currículos tras la publicación de las asignaturas que se iban a impartir con la entrada en vigor de la Lomloe.

«Hemos ido sobre todo al marco general, que viene muy cerrado y las capacidades de movimiento de los horarios es pequeña. Y hemos entendido que algunas materias de opción no afectaban sino que enriquecían, por eso surgen nuevas asignaturas como en Plástica y Creación Artística o el Cultura Clásica donde se introdujeron materias nuevas que fueron consensuadas con colectivos», añadió.

Cabrera asegura que las aportaciones del Consejo Escolar de Canarias se miran «con lupa» dándole importancia dado que tiene una «perspectiva más global y muy buen personal técnico», aunque Cabrera espera «que lo consustancial de los nuevos currículos no se mueva a partir de los borradores, que se mantenga la esencia».

El director de Ordenación también que hay comunidades que han ido más rápido porque han cogido «la línea fácil con el texto del Ministerio y haciendo pocas aportaciones propias, mientras que en Canarias se ha trabajado mucho la aportación propia», abundó.

Todavía tres asignaturas de la ESO se mantienen sin currículo: Educación Plástica, Visual y Audiovisual, que se ofertará en 1º, 2º y 3º de la ESO, Expresión artística, que se ofertará en 4º y Educación Física, que se impartirá en los cuatro cursos de la etapa. De las dos primeras Cabrera dijo que la tardanza es porque son nuevas asignaturas y sobre la tercera explicó que se está trabajando en paralelo «un proyecto ambicioso de promoción de la actividad física y deportiva en los entornos educativos».

En Bachillerato son nueve las asignaturas que quedan pendientes, entre ellas una de nueva creación, Etimología Grecolatina. Cabe recordar que además, este año hay una nueva modalidad de Bachillerato, el Básico.