Foto de archivo de ecolares del segundi ciclo de Infantil en un colegio de la capital grancanaria. / JUAN CARLOS ALONSO

El Consejo Escolar cree «nimia» la ambición del plan de 0 a 3 años

El CEC valora en su informe sobre el próximo curso la «apuesta» por la etapa educativa temprana en Canarias «tras siete años de retraso», pero la cree insuficiente para superar la brecha de escolarización

T.A. Las Palmas de Gran Canaria

Una de las grandes novedades del próximo curso en Canarias será la apertura, por primera vez, de los colegios públicos para albergar a alumnado del primer ciclo de Infantil, una de las medidas del plan estratégico canario para la educación de 0 a 3 años que presentó el Gobierno canario a principios de mayo.

Este es uno de los puntos donde incide el informe del Consejo Escolar de Canarias (CEC) sobre la programación del próximo curso en las islas. Así, «valora positivamente» que por fin haya un plan para aumentar las plazas públicas en el primer ciclo de Infantil «que llega con siete años de retraso», pero considera «nimia» su ambición desde el punto de vista presupuestario.

El anterior Gobierno comandado por CC prometió sin presentarlo un plan para aumentar la oferta pública en esta etapa educativa temprana y el actual Ejecutivo lo ha hecho en el tercer año de mandato.

El Consejo Escolar de Canarias, órgano que representa a la comunidad educativa, aplaude que ya haya «un plan y un mapa» y reconoce la «apuesta» de la Consejería de Educación por la enseñanza de 0 a 3 años, pero incide que «Canarias necesita, precisamente por el retraso que se arrastra, una apuesta superior y más ambiciosa política y socialmente».

En este sentido, destaca que «en este momento la tasa de escolarización tal y como se contempla en el mapa que la propia Consejería ha compartido es del 28%, la mitad que la de la media española (56%), de manera que no solamente no se acorta la brecha, sino que se podría ver ampliada». Por eso reclama «mayor inversión y mayor ambición política».

El plan canario, que abarca hasta 2025, aboga por crear nuevas plazas públicas creando escuelas infantiles y abriendo aulas en los colegios públicos que dependen de la Consejería de Educación. En septiembre serán 34 los centros que abran aulas -un grupo cada uno- para alumnado de dos años, aunque tres también acogerán niños y niñas de uno.

La oferta global inicial en los colegios será de 597 plazas, que se distribuirán en 15 centros de Tenerife, ocho de Gran Canaria, cinco de Lanzarote, cuatro de Fuerteventura y dos de La Palma.

Ante el descenso de alumnado, el órgano educativo afirma que hay muchos centros con aulas vacías que se podrían adaptar para acoger unas enseñanzas para las que «existen en Canarias 40.000 alumnos y alumnas potenciales, partiendo con la prioridad de intervenir primeramente en zonas deprimidas».

El Consejo Escolar cree necesario un importante aumento de la oferta -«estamos convencidos de que el futuro de la educación pasa por el incremento de la escolarización temprana», dice-, pero destaca que esto pasa por crear nuevas plazas en centros públicos, «no por dar un cheque a las familias, lo cual va más encaminado a la externalización de la oferta».

Sin datos

El Consejo Escolar incide en que «habrá que analizar el porcentaje de alumnado que de aquí a 2025 va a ser escolarizado en el primer ciclo de la educación infantil ya que, si se observa, sólo se proporciona el dato del curso 2022-23 y no posteriores, para su comparativa».

El CEC reclama elaborar una propuesta de «oferta pública generalizada y progresiva» de la educación de 0 a 3 años, con una implantación ascendente, de tal manera que en el curso 2024-25 alcance al 60% de menores de menos de un año, un 75% de uno y un 80% de los niños y niñas de dos.

Poca y desigual oferta

La fotografía actual de la educación de 0 a 3 años en el archipiélago se puede resumir en pocas plazas, la mayoría privadas y repartidas de una forma muy desigual entre islas y municipios. En el archipiélago hay 241 escuelas infantiles que imparten educación de 0 a 3 años, 162 privadas, el 67,2%, con 7.957 plazas, y 79 públicas con una oferta para 5.490 escolares, cifra que el Gobierno prevé que se eleve a 9.369 en el curso 24-25 con el plan estratégico.

Más educación emocional: el CEC celebra que se dé en toda primaria pero exige que haya en la ESO

El Consejo Escolar de Canarias (CEC) destaca en su informe que el próximo curso será complejo por el desarrollo en las aulas de dos leyes orgánicas, la Lomloe, conocida como ley Celaá, y la ley de FP, «las cuales van a suponer cambios profundos de organización y curricular».

Respecto a la Lomloe, el CEC lamenta el retraso en la publicación de los reales decretos sobre los currículos que han conllevado a su vez la demora en la publicación de los textos autonómicos. Y manifiesta su «preocupación por la inquietud e incertidumbre existente» en los centros educativos y por extensión en toda la comunidad educativa, al tener que afrontar nuevos cambios para el próximo curso escolar. Según el Consejo Escolar, «se están normalizando situaciones que no deberían ser normales, ya que es la segunda vez que se está implantando una ley o una modificación de ley a toda prisa, prisa, es decir, en dos años».

Sobre el diseño de los currículos, el CEC aplaude que se haya ampliado a todos los cursos de primaria la asignatura Educación Emocional y para la Creatividad, (Emocrea), «que tan buenos resultados ha estado teniendo y sobre todo tras la situación derivada de la pandemia», pero critica que no haya una oferta de las mismas características en la ESO, «dada la especial necesidad que tiene ayudar a nuestro alumnado adolescente a saber tratar con su convulso mundo emocional, como así lo reclamó en febrero el Parlamento de Canarias por unanimidad en una PNL».

Sobre el resto del diseño curricular el CEC afirma que «habrá que ir esperando a su implantación y desarrollo para poder ir valorando y ajustando todo lo que fuera necesario, pero reconoce a la Consejería de Eduación «la transversalidad explicitada en cuanto a los contenidos canarios, así como la modificación inicial hacia la oferta independiente de la materia de Historia y Geografía de Canarias de manera que la cursará todo el nivel de 3º ESO».